Browsing Tag

Javier Sardá

La evolución de las campanadas de fin de año en televisión (VÍDEOS)

TVE lleva más de cinco décadas retransmitiendo las tradicionales campanadas de fin de año desde la Puerta del Sol. En todo este tiempo, han pasado muchos profesionales de la televisión por esta emisión que reúne frente al televisor a toda la familia.  Martes y Trece, Cruz y Raya, Marisa Naranjo, Javier Sardá, Ana Obregón, Carmen Sevilla, Joaquín Prat, Paloma Lago, Raffaella Carrá, Carmen Maura, Anne Igartiburu… la lista de presentadores es larga, aunque hay uno que se lleva la palma: Ramón García, que nos ha dado las uvas 15 veces y que esta Nochevieja celebra su veinte aniversario desde su primera vez en Sol.

Pero las Campanadas por la tele no siempre han sido igual. Ha pasado por tres etapas diferenciadas, ¿cuál será su próxima evolución?

PRIMERA ETAPA. La voz… y el reloj

En los primeros tiempos, el despliegue técnico de TVE se limitaba a la señal del reloj de Sol. De hecho, el presentador no salía en cámara. Simplemente se escuchaba su locución. Era una mera voz en off que describía aquello que se veía en la Puerta del Sol. Aunque pasaron voces con mucho carisma, a las que esperaba una larga trayectoria televisiva de éxito, como Javier Sardá y el Señor Casamajó. El show entrañable empezaba a contagiarse en las uvas:

SEGUNDA ETAPA.  El caos… desternillante

Y por fin, los presentadores salieron al balcón con sus mejores galas. La emisión ganaba calado televisivo, aunque era un cierto caos, pues el jolgorio de la plaza impedía escuchar los cuartos y las campanadas. De ahí el lío de Marisa Naranjo. Por suerte, llegaron Martes y Trece para revolucionar la emisión con su magistral instinto del show. Sus campanadas fueron las más imprevisiblemente locas, aquellas que se olvidaron de las solemnes presentaciones institucionales, esas que caen en todos los tópicos, y se atrevieron a reírse de todo. Incluso de la estampa del cambio del año. No podía ser de otra manera. La emisión más desternillante de la historia de las uvas:

TERCERA ETAPA. Complicidad institucional

Y luego llegó Ramón García: el presentador de referencia de las campanadas. Él fue pionero, junto a profesionales de TVE, en revolucionar la presentación de las campanadas para que el espectador no se perdiera y simplemente con un golpe de vista entendiera los pasos a seguir para no atragantarse en el cambio del año. En su etapa, se terminó con una retransmisión caótica y se estructuraron los tipos de planos para diferenciar la bajada de carillón (con un plano descendente de la bola dorada), los cuartos (con un zoom que se acerca al reloj) y las campanadas (con un plano corto del reloj). Esta fórmula se sigue utilizando aún hoy: es la más efectiva a nivel visual y, desde entonces, ningún presentador se ha perdido. Recordamos la primera vez de Ramontxu, que cumple este jueves 20 años:

¿Y el futuro?

El porvenir de la emisión del cambio de año de TVE pasa por otorgar más movilidad a la realización de la emisión. Pasar de los tradicionales planos fijos (con zoom) para incorporar más movimientos de cámara: desde el balcón pero, también, desde el interior de la plaza. A pie de calle, con la gente, un ámbito que aún no se ha explorado. Porque toda la Puerta del Sol es el plató de la gran emisión del año, no sólo la azotea donde se sitúan los presentadores. Además, aún se puede integrar más y mejor el histórico reloj con propuestas tecnológicas. Así se logrará realizar un programa más integral, que genere un acontecimiento más visual con el que contagiar mejor el fervor de la fiesta del cambio de año gracias a la ayuda de las artimañas de la tele. Esas artimañas donde (casi) todo es posible.

REVIVAL  > 4 excéntricas canciones con las que TVE nos felicitó el Fin de Año

A FONDO La gran mentira de TVE

@borjateran

> MÁS ANÁLISIS SOBRE TVE

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

TVE: de ser la gran factoría de TV en España, a quedarse sin platós

¿Cómo impulsar el Canal 24 Horas?

Cuando los partidos políticos no entienden la esencia de TVE

Fran Llorente, el hombre que cambió los Telediarios de TVE

¿Cómo debe ser la televisión pública que nos merecemos?

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

El problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

4 programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

Inteligente, irónico y marciano: así ha sido el estreno de Javier Sardá en Discovery Max

Un casco de moto invisible. Una montaña rusa en la bañera. Un móvil cascanueces. Un televisor que sobrevive encendido dentro de un tanque lleno aceite. Una persona que sobrevive dentro de un tanque lleno de aceite, junto a un televisor encendido.

Jugando con la ciencia de la forma más espectacular. Así ha arrancado anoche ADN MAX, el primer programa con plató de la historia de Discovery Max, que recupera a Javier Sardá como maestro de ceremonias.

La divulgación de la ciencia a través del entretenimiento es el motor de este programa, producido por 7 y Acción (El Hormiguero), y que supone la vuelta de un Javier Sardá en estado puro. Ese Javier Sardá -despierto, travieso y muy irónico-, que entiende la esencia del periodismo pero también el instinto del espectáculo televisivo.

Se nota que detrás de este nuevo formato están sus compañeros de confianza Jorge Salvador y Jordi Roca, claves en Crónicas Marcianas. De hecho, por momentos, la estructura del programa y las ráfagas musicales recordaban a los mejores años marcianos. Músicas que siguen igual de infalibles para marcar la emoción en emisión.

Como lo sigue siendo esa curiosidad juguetonamente ingenua de Sardá, que se contagia a través de la cámara y sirve como inteligente columna vertebral de un programa divulgativo que fluye tan eléctrico que no te da tiempo a cambiar de canal. Y es que ADN Max no confunde ritmo televisivo con prisas. Un desfile de ideas, informaciones, descubrimientos y colaboradores -destacan Martina Kein, Marta Márquez y Carlos Córdoba– que fluye pero no atosiga. Cada historia cuenta con su tiempo. La realización visual ayuda en tal cometido: luminosa, acogedora y viva.

Como también el plató del programa, una nave en los antiguos estudios Telson (que antes eran un matadero de pollos) que aprovecha al máximo sus ajustadas dimensiones hasta dar la vuelta a sus limitaciones, consiguiendo un resplandeciente espacio con amplitud, perspectivas y fugas escénicas.

Discovery ha acertado con este formato de entretenimiento que promete grandes momentos televisivos. Un programa que representa el mejor provenir de la TDT: invertir en ideas propias que marcan la diferencia y que conectan con el espectador desde su idiosincrasia nacional. Ahí está el futuro. Ahí está ADN MAX, una apuesta por esa creatividad que hace a nuestra televisión mejor.

@borjateran

Y ADEMÁS…

El perdón de Javier Sardá

Los errores que deben evitar los nuevos canales de TDT

Tres trucos que debe aprender Buenafuente de Crónicas Marcianas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies