Browsing Tag

TVE

TVE estudia demandar a Bertín: verdades y mentiras de una batalla (más allá de las audiencias)

Las rupturas siempre son complicadas. La marcha de Bertín a la competencia ha acelerado una rescisión del contrato por parte de la cadena pública, que ha advertido en un comunicado que se reserva “el derecho a exigir la oportuna indemnización por los daños y perjuicios” causados por incumplimiento de las condiciones. Según informa la cadena pública, este contrato obligaba a la productora a entregar cada capítulo con “al menos 7 días antes de la fecha prevista de emisión”. Y la productora, Proamagna, aún no ha enviado el material que Televisión Española debía emitir el próximo miércoles.

TVE se agarra a esta clausula para arremeter contra la empresa responsable de En la tuya o en la mía. Tal vez por despecho, tal vez por táctica de marketing. Es lo que tienen las rupturas. Aunque, en realidad, el tiempo de entrega de series y programas no siempre se suele cumplir con minuciosidad. Menos aún si los formatos han sido encargados con poco margen de maniobra para la compañía que produce. Esto suele suceder sobre todo con éxitos, en los que se intenta estirar la duración de la temporada y se flexibilizan este tipo de cláusulas (algunos capítulos de Aquí no hay quien viva entraban a Antena 3 sólo minutos antes de su emisión). Lo importante es que llegue el programa a tiempo, una vez acordados los plazos por ambas partes con una versatilidad mayor que la que suele venir en los largos y tediosos contratos.

Así que el culebrón de la ruptura continúa. Y ahora comienza el tiempo de la estrategia para minimizar al rival. Con la rescisión del contrato de TVE, la cadena ya ha anunciado que La 1 no emitirá por ahora ninguna de las dos entregas, grabadas, que faltan por emitir: las ediciones con Martes y 13 (último programa rodado) y el episodio con Pedro J. Ramírez y su mujer, Ágatha Ruiz de la Prada.

TVE apuesta por la tradicional táctica de silenciar al rostro perdido nada más finiquitar su contrato. De esta forma, se intenta no dar más publicidad a Bertín Osborne y, de paso, guardarse los programas para el futuro. Incluso TVE podría contraprogramar, si quisiera, el estreno de Bertín en Telecinco con los programas ya grabados pero no emitidos.

No obstante, esta estrategia también va a hacer saltar las alarmas de la susceptibilidad, pues este movimiento de programación puede parecer que oculta cierta censura contra Pedro J Ramírez. Desde hace días, se ha venido especulando con que la participación en el programa del famoso periodista había molestado a determinados directivos de RTVE. Bertín y TVE lo han negado rotundamente.  Pero la cadena no lo emite, se lo guarda en un cajón y el comunicado de prensa explicando el “incumplimiento del contrato” da la sensación de que es una buena coartada de marketing para frenar cualquier crítica por esta decisión. Sin embargo, como programas pagados, Televisión Española debería emitirlos. La fecha de su estreno ya es otra historia.

De hecho, TVE podría esperar a lanzar estos dos programas restantes justo cuando ya tenga grabadas varias ediciones de la nueva temporada de En la tuya o en la mía, que parece continuará con otro rostro ¿Juan y Medio?. Así podría arrastrar público de Bertín al nuevo show.

La sorpresa televisiva del año, también protagoniza la ruptura televisiva del año. Y la historia parece que aún guarda más giros dramáticos. Así son las batallas en busca de mantener la cuota de pantalla. Una guerra sobredimensionada, que se quedará en nada. Porque el efecto Bertín Osbórnico es más un culebrón del patio de vecinos nacional que un fenómeno televisivo real.

+LAS CLAVES DEL BERTINAZO

> ¿Qué estrategia debe seguir TVE tras la marcha de Bertín? Analizamos opciones

> Los problemas a los que se enfrenta el presentador

> Bertin Osborne: 8 cosas que podrá hacer si ficha por Telecinco (impensables en TVE)

> Las 7 razones del inesperado éxito del programa de Bertín Osborne, ‘En la tuya o en la mía’

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los 10 mandamientos para salir ileso de una entrevista con Pablo Motos

22 vías de acción para el porvenir de TVE

Así ha cambiado para siempre la ficción española

Las 5 dificultades que sufre un guionista de una serie española

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería la mítica serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

 

Los gastos en TVE: algo más que cifras

Se ha creado cierta hostilidad contra la televisión pública. La inestable gestión política de la última legislatura, la pérdida de la independencia de los informativos y el poco riesgo en la producción creativa y de servicio público han propiciado una expansión de la idea de que TVE sirve de poco. En este clima de indignación, los titulares mediáticos contra TVE venden cada vez más y crece el prejuicio de que una televisión pública es un gasto y no una inversión.

No ayuda en esta interpretación social que el análisis de los cuentas de la televisión pública se suele realizar de una forma superficial, sin ir al fondo, sin medir las circunstancias y sin reflejar la rentabilidad social de TVE, que es intangible, aunque no por ello menos valiosa que un frío número económico.

De hecho, las informaciones de los gastos de TVE que se suceden (estos días, sin ir más lejos, hemos leído un informe sobre gastos de una auditoría de la cadena publicada en diferentes medios como Eldiario.es) a menudo se quedan en el peligroso estereotipo, que mide por el mismo rasero programas fallidos e inteligentes apuestas de Televisión Española, que generan más y mejor industria audiovisual, fomentando miles de puestos de trabajo y, aún más importante, una riqueza social más allá de los números.

Al mismo tiempo, en estos informes, se determina el éxito o fracaso de la rentabilidad de los programas o series a través del resultado de la audiencia tradicional que reúnen, cuando, al ser ya una cadena sin publicidad, debería medirse el beneficio a través de la calidad, el reconocimiento, los targets, la innovación y, sobre todo, el servicio social que crea su producción.

Por eso mismo, no se pueden poner al mismo nivel programas fracasados, desfasados o que van a rebufo de las cadenas privadas (como el magazine de tarde improvisado T con T de Toñi Moreno) y series que realizan un retrato inteligente de nuestra historia, como Cuéntame o El Ministerio del Tiempo, fundamentales ahora mismo para la cultura española.

Incluso se fomenta la percepción de que toda producción que se realiza desde TVE es una especie de desfalco para las arcas públicas. ¿Se tacharía alguna vez el coste de la educación pública de derroche? No, pero con TVE aún existe ese prejuicio de que la televisión es algo inferior, como dijo un ministro, “para pasar el rato”. Porque, en los últimos años, ni desde las instituciones ni desde los grandes estamentos sociales se ha tratado la televisión pública con la amplitud de miras necesaria, sólo se ha mirado como altavoz de propaganda que conviene agarrar.

Mientras tanto, las cadenas privadas están cómodas con una TVE fuera de juego, casi en peligro de extinción y en el ojo del huracán, que ha desvirtuado su esencia para sumirse en un descrédito en expansión que, además, no permite el dinamismo para dar luz verde a nuevos formatos con la rapidez que precisan los ritmos de los actuales medios audiovisuales.

Con TVE, todo va más lento. La susceptibilidad generalizada hacia la cadena no ayuda, los vaivenes de la gestión tampoco. A las emisoras privadas les beneficia que TVE no tenga la capacidad y autonomía suficientes para innovar, para remover la industria, para apostar por esas ideas que se salen del guion preestablecido y que movilizan todo el sistema televisivo, donde en la actualidad no hay excesiva cabida para el riesgo y la visibilidad de creadores y creaciones fuera de los cánones del cliché comercial dominante.

Son las consecuencias de una TVE que, en la última legislatura, se ha visibilizado como brazo articulado del gobierno, con una programación caótica y con extrañas decisiones de contratación de largas tandas de programas de dudoso interés (como ocurrió con aquel El Pueblo más divertido de Mariló Montero) o la trágica venta de los Estudios Buñuel, demolidos para hacer pisos. La constructora que se ha hecho con los platós históricos, de 11.000 metros, los ha conseguido por 35,2 millones de euros, la mitad del valor de tasación del inmueble en 2012.

Esa desprotección del patrimonio público ha calado con razón entre los españoles, que parecen haber perdido, en gran parte, la ilusión por la tele que es de todos. Mientras, esta mala gestión se ha convertido para muchos en la justificación que necesitan para argumentar que la televisión pública solo es un derroche que no procede hoy en día y que sólo es negocio “para algunos”.

Lo que quieren que olvidemos es que, bien gestionada, con un proyecto profesional de largo recorrido, TVE es un beneficio social que está por encima de muchas de las cifras cuadriculadas que se manejan. Por eso no hay que mezclar contenidos dispares en la misma batidora del descrédito. Series como Cuéntame (entre 650.000 y los 874.000 euros por capítulo) o El Ministerio del Tiempo (580.000 euros capítulo) son ese lado del patrimonio positivo de TVE, como tantos otros programas, de entretenimiento o información. Cuestan dinero, claro, porque la televisión cuesta dinero (un buen formato de prime time está en unos 600.000 euros) pero también hay que explicar que este tipo de ficciones de TVE están dentro de los costes normales del mercado cuando se trata de productos de calidad notable, generan cientos de puestos de trabajo (a los que hay que pagar) y sin duda movilizan la cultura social. En la BBC, por ejemplo, el capítulo piloto de Sherlock costó 800,000 libras. Ya va por la tercera temporada y no se pone en duda sus abundantes cualidades para la televisión pública británica. Tampoco cuando producen otro tipo de contenidos de entretenimiento de calidad.

Porque la televisión es la ventana cultural a la que más gente se asoma. Sus programas, informativos y series son un trampolín con un beneficio intangible para un país más culto, un país mejor. Ese es el mejor patrimonio de TVE. Pocos lo ven, pero si se recupera su esencia al máximo, todos lo disfrutarán. Y para eso no se pueden sacar cifras de contexto: hay que medirlas con la perspectiva y la complejidad que merece una cadena pública, donde los formatos deben tener tiempo para respirar y darse a conocer, donde las audiencias deben de ser importantes pero no decisivas, donde la prioridad también debe estar en la calidad de los programas y el atrevimiento en las ideas.

@borjateran

Y ADEMÁS…

> 22 vías de acción para la supervivencia de TVE

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

La gran mentira de TVE

> 5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para lograr una TV pública mejor

> El derribo de los Estudios Buñuel: fotos y 22 vídeos de su historia en TVE

El Bertinazo: Osborne, arma de Antena 3 contra el estreno de ‘El Caso’ en TVE

En plena polémica sobre la marcha de Bertín Osborne de Televisión Española, el cantante y presentador ha aceptado ser el protagonista de un especial de prime time de El Hormiguero que competirá frontalmente con el gran estreno de ficción de su actual casa TVE, El Caso.

Osborne se convierte, así, en el contraprogramador de la propia cadena que aún emite su programa y que precisamente en la noche del martes buscará que el gran público descubra una interesante producción, protagonizada por Fernando Guillén Cuervo y Verónica Sánchez. La serie muestra las entrañas del diario El Caso, dibujando las relaciones de la redacción y las investigaciones para averiguar los crímenes que sucedían en aquella España de mediados del siglo XX.

Pero Bertín ha decidido aliarse el martes con un especial de Pablo Motos en prime time. Será a las 22.30, justo después del partido de la Champions. El pasado 16 de noviembre, ya Osborne visitó el plató de Trancas y Barrancas y catapultó a El Hormiguero a su máximo histórico de audiencia con 4.172.000 espectadores (un 20,4% de cuota de pantalla).

Ahora Antena 3 busca repetir ese golpe de efecto con el personaje que actualmente, comprensiblemente o no, es la sensación mediática del momento. Ha prometido que hablará de todo. Incluso de su fichaje. Y ya sabemos que su campechanía arrasa: es adictiva y convence, hasta a detractores que se quedan pegados a la pantalla. ¿Se irá Bertín a Telecinco? ¿Antena 3 le cortejará esa noche? ¿Debería el presentador haber guardado fidelidad a TVE, al menos hasta que finalicen los programas de En la tuya o en la mía que aún faltan por emitir (y su contrato)?

Tras los ‘belenazos’ de Belén Esteban contra la competencia, parece que llegan los ‘bertinazos’. Y el estreno de El Caso de TVE puede sufrir un trágico envite por parte del rostro revelación de la temporada de TVE. Paradojas de la televisión campechana actual.

+CULEBRÓN BERTÍN

Bertín Osborne rompe con TVE: los problemas a los que se enfrenta el presentador

> Bertin Osborne: 8 cosas que podrá hacer si ficha por Telecinco (impensables en TVE)

> Las 7 razones del inesperado éxito del programa de Bertín Osborne, ‘En la tuya o en la mía’

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los 10 mandamientos para salir ileso de una entrevista con Pablo Motos

22 vías de acción para el porvenir de TVE

Así ha cambiado para siempre la ficción española

Las 5 dificultades que sufre un guionista de una serie española

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería la mítica serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

‘Friends’: las nueve razones por las que amamos tanto esta inolvidable serie

Bertín Osborne se marcha de La 1: 8 cosas que podrá hacer en Telecinco (impensables en TVE)

Bertín Osborne ya ha grabado el que parece será su último programa de En la tuya o en la mía para TVE. Sus protagonistas para la despedida son Martes y 13. Unos invitados emblemáticos para cerrar un ciclo de éxito.

Se está especulando mucho sobre el futuro del formato de entrevistas, la cadena pública parece que no piensa realizar su derecho de tanteo para quedarse con Osborne y todo apunta a que, si no existen más giros en este culebrón, el presentador va a dar el salto a Mediaset.

En Telecinco, Boing o Cuatro, Bertín continuará el camino emprendido en La 1. La excusa de la marcha está en que, desde la cadena privada, le ofrecen más estabilidad, ya que TVE prefería renovar primero por 5 programas y no invertir en los 18 acordados del tirón. Aunque ya se sabe que eso de la estabilidad es más relativo aún en las cadenas comerciales… si el programa pincha, desapareces tan rápido como llegaste.

Lo bueno de Telecinco es que Bertín Osborne podrá realizar nuevos retos, imposibles en TVE, para arrastrar a los públicos más fieles de la cadena a su programa.

1. En Telecinco, Bertín podrá realizar su show desde la casa de Gran Hermano. Con esto de las sinergias, de las que son maestros en Mediaset, podría ahorrarse el alquiler de su mansión y directamente emitir desde Guadalix de la Sierra.

2. En Telecinco, Bertín podrá incorporar el polígrafo de Conchita a su programa, que siempre es un plus de tensión para propulsar el share. El propio presentador querrá probar los “sensores de la verdad”.

3. En Telecinco, Bertín podrá recibir la visita de los tronistas de Mujeres y hombres y viceversa. Ya cuenta con experiencia en este género, pues vuelve a la emisora en la que realizó labores parecidas con Contacto con tacto.

4. En Telecinco, Bertín podrá reinventar su look en Cámbiame y, de paso, quemar en directo sus cazadoras de cow boy.

5. En Telecinco, Bertín podrá ir a la casa de Belén Esteban en Paracuellos del Jarama. Una táctica a tener en cuenta si desciende la audiencia del formato con el cambio de canal, pues la copresentadora de Sálvame es experta en propulsar la cuota de pantalla tanto o más que Íker Casillas y Sara Carbonero.

6. En Telecinco, Bertín podrá anunciar sus productos sin disimulo. De hecho, debería hacer telepromociones en los pasos a publicidad, posando junto a un bodegón con toda la gama de sus jamones, gazpachos y demás. Como cuando Paz Padilla anuncia colchones en Sálvame.

7. En Telecinco, Bertín podrá enriquecer la ya valorada selección musical de su programa e incorporar versiones de grandes hits de nuestra historia. Interpretados por los Supersingles, claro.

8. En Telecinco, como La Voz con La Voz Kids, Bertín podrá hacer la versión junior del formato. No sería la primera vez. Osborne fue pionero en programas con niños. De Menudas estrellas a Esos locos bajitos.

Pero en Telecinco, sobre todo, Bertín podrá mantener su esencia. Porque no hay nada ni nadie que frene su personalidad. Ese es el gran secreto de su éxito: el presentador cuenta con una habilidad especial para adaptarse y desenvolverse bien en cualquier canal, siendo simplemente él mismo.

Y en Telecinco sabrán hacer un acontecimiento mediático de su re-estreno, poniendo toda la cadena e incluso los informativos al servicio de su programa. Otra cosa es que, a medio plazo, la saturación y los vaivenes de los cambios de canal y programación lleven al desgaste de la fórmula de En la tuya o en la mía. El público de la televisión es infiel por naturaleza.

ANÁLISIS

Bertín Osborne rompe con TVE: los problemas a los que se enfrenta el presentador

> Las 7 razones del inesperado éxito del programa de Bertín Osborne, ‘En la tuya o en la mía’

@borjateran

Y ADEMÁS…

22 vías de acción para el porvenir de TVE

Así ha cambiado para siempre la ficción española

Las 5 dificultades que sufre un guionista de una serie española

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería la mítica serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

‘Friends’: las nueve razones por las que amamos tanto esta inolvidable serie

Bertín Osborne rompe con TVE: los problemas a los que se enfrenta el presentador

La relación de Bertín Osborne y TVE se resquebraja. Todo apuntaba a que la cadena pública había renovado por 18 ediciones su temporada. Sin embargo, esta oferta se ha paralizado y, de momento, Televisión Española sólo puede asumir cinco entregas más. Un número que la productora de En la tuya o en la mía‘ considera insuficientes, pues en cinco semanas no existe el margen de tiempo necesario para producir programas con invitados competitivos.

En esta ruptura del programa con TVE tampoco ha ayudado el interés creciente de las cadenas de televisión privadas por la figura de Bertín. Han observado el tirón del presentador e intentan seducirle a cambio de una mayor estabilidad, cualidad que no puede dar ahora una Televisión Española en el ojo del huracán político. Más aún cuando necesita una renovación directiva a fondo para recuperar su esencia de cadena pública.

El contrato con TVE termina este 30 de marzo y quedan aún por emitir los programas con Juan y Medio, Bibiana Fernández, Agatha Ruiz de la Prada y uno más que se rueda este mismo lunes, con Martes y Trece.

En Bertín Osborne estará la decisión de si se queda en su actual casa o si definitivamente se marcha a los grupos de comunicación rivales. Las dos compañías privadas son viejas conocidas del comunicador, ha trabajado tanto en Antena 3 (LLuvia de Estrellas, Esos locos bajitos) como en Telecinco (Contacto, con tacto, La batalla de las estrellas). No obstante, más allá de los contratos, el cambio del mismo formato a otra emisora trae consecuencias televisivas que pueden ser negativas o positivas. Estos son los problemas a los que se afronta el futuro del éxito del show de Bertín siguiendo dos arquetipos que obtuvieron distinta suerte.

-El caso de El Hormiguero (de Cuatro a Antena 3)

En 2011, tras cinco años en Cuatro, El Hormiguero daba el salto a Antena 3. Con la nueva cadena el formato creció: en presupuesto. Más secciones, más experimentos y más posibilidad de invertir en ideas posibilitaron que el programa de Pablo Motos no haya parado de subir su audiencia cada temporada. Cuenta con más fieles gracias a que se encuentra en un canal con más proyección y los contenidos creativos del show casan con la imagen de la cadena principal de Atresmedia y la posibilidad de hacer sinergias aprovechando rostros afines del propio grupo (Ana Morgade, Anna Simon…).

-El caso de María Teresa Campos (de Telecinco a Antena 3)

En julio de 2004, Antena 3 arrebató a Telecinco su reina de las mañanas. Entonces, María Teresa Campos parecía infalible para subir el share. En Telecinco logró medias de audiencia que oscilaban entre el 25 y el 32 de share. Datos vertiginosos que, en cambio, no logró repetir en Antena 3. Su nueva emisora no contaba con su público objetivo. Un target de audiencia que no se fue con La Campos porque su nuevo canal no contaba con ciertos contenidos que eran infalibles en sus programas. Como Gran Hermano y otros realities.

La marcha de Bertín de TVE puede reproducir el efecto de María Teresa Campos. También sucedió un fenómeno parecido con José Mota y Los Morancos (ambos se llevaron sus formatos a Telecinco sin éxito), ya que su target de audiencia ha congeniado con unos determinados hábitos de consumo dentro de Televisión Española, siendo muy beneficioso para el formato de En la tuya o en la mía la ausencia de publicidad en emisión, la libertad a la hora de enfocar cada edición en función de sus invitados y la posibilidad de utilizar imágenes del archivo de TVE para complementar las entrevistas. En las privadas, la campechanía de Bertín puede tener más dificultades para encajar en los feroces ritmos de la televisión comercial. El público de Telecinco sería probablemente con el que mejor encajaría el cantante, aunque quizá con un recorrido con menores posibilidades de riesgo que en TVE. Porque En la tuya o en la mía es un formato perfecto para TVE, aunque no un programa decisivo para el porvenir de TVE.

> Las 7 razones del inesperado éxito del programa de Bertín Osborne, ‘En la tuya o en la mía’

@borjateran

Y ADEMÁS…

22 vías de acción para el porvenir de TVE

Así ha cambiado para siempre la ficción española

Las 5 dificultades que sufre un guionista de una serie española

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería la mítica serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

‘Friends’: las nueve razones por las que amamos tanto esta inolvidable serie

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies