Browsing Tag

Silvia Abril

Los 6 tipos de apoteósicos tartazos de Silvia Abril (VÍDEOS)

El magnetismo de un tartazo es inquebrantable. Es uno de los elementos básicos de la comedia clásica más inocente, esa comedia que conecta con la corrosión de la incontrolable carcajada del espectador. El pegajoso tartazo, por tanto, no pasará de moda.

Y Silvia Abril se ha convertido en la musa del tartazo. Lo ha hecho con sus ya esperados lanzamientos de tartas en Tu cara me suena que, en esta temporada de éxito, han existido para todos los públicos: por sorpresa, con premeditación e incluso inventando el selfie-tartazo. O, lo que es lo mismo, estampándose a sí misma el pastel. No es nada nuevo, y es que esta afición de Abril ya viene de lejos. Como sus caídas y tropezones.

Es lo que tiene llevar el instinto del show incorporado, Silvia Abril no teme ningún pringue. Todo sea por entregar al público esa pasión por el espectáculo sin complejos ni remilgos.

1. TARTAZO POR AGRADECIMIENTO

2. EL AUTO-TARTAZO

3. EL TARTAZO BOOMERANG

4. EL TARTAZO REVANCHA (EN PLENA APOTEOSIS MUSICAL)

5. EL TARTAZO POR SORPRESA

6. EL TARTAZO POR AMOR

> Los motivos que demuestran que esta es la mejor temporada de ‘Tu cara me suena’

@borjateran

Foto José Irún

Y ADEMÁS…

Silvia Abril, la esencia del humor de Martes y Trece en ‘Tu cara me suena’

Las 3 mentiras televisivas que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en viernes

8 peculiaridades de los decorados televisivos cuando aún no hay pantallas de Led

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Las 7 canciones infalibles para subir el share de un programa

Los tres errores de las cadenas en las redes sociales

Los motivos que demuestran que esta es la mejor temporada de ‘Tu cara me suena’ (VÍDEOS)

Tu cara me suena ha llegado a su recta final: han arrancado los programas en directo. Más show, por tanto. Porque al espectáculo habitual se une la imprevisibilidad de una gala que se emite en vivo y sin red. Además, el público puede votar desde casa. La apoteosis para una temporada que ha sido la mejor del formato de Gestmusic Endemol para Antena 3, por la fusión, con inteligencia, de los siguientes aciertos televisivos.

Luz, color y diversidad

En esta edición, Tu cara me suena ha reinventado su decorado. Más amplio, más moderno, con más posibilidades escénicas a través de la iluminación y grandes pantallas, que están integradas en un plató que mantiene la identidad del formato de siempre. Un escenario que es diferente, pero en el que se reconoce la esencia del anterior. Además, el decorado ocupa los 360º del estudio: no tiene ningún vacío escénico y sí cuenta con muchas entradas y salidas, ideales para que sucedan situaciones, como en las sitcoms, llenas de puertas, perfectas para interactuar y crear vuelcos de guion.

Una escenografía que se adapta a cada actuación. Tu cara me suena intenta crear un evento de cada imitación, mimando la puesta en escena. No sólo se intenta copiar el número del artista original, también se enriquece cada escenografía, sin temor a apostar por la imaginación a la hora de convertir incluso temas sosos en actuaciones con una trama muy entretenida. Desde la utilización de hologramas para reunir duetos imposibles o hasta, por ejemplo, mejorar la actuación original de Nena Daconte que dio vida Ana Morgade, donde se creó un gag. Pero un gag que no se quedó a medias y fue creciendo durante todo el número hasta acabar en alto. Porque la mejor televisión es la que exprime las situaciones hasta las últimas consecuencias. Incluso “cargándose” un cámara. El equipo de TCMS transforma números previsiblemente estáticos en una explosión de televisión.

Escenario vivo

En Tu cara me suena es tan importante lo que se ve como lo que no se ve. La realización está al quite. El espectador no se pierde nada, las imágenes están medidas para narrar sin obstáculos una historia. Y esto conlleva tiempo de preparación y ensayo. También a la hora de mostrar la función del ballet. Los bailarines no son parte del decorado, aportan mucho. Sus coreografías no se quedan en el tópico y van más allá. El cuerpo de baile otorga un valor añadido al show con su capacidad de interpretar. Porque son intérpretes. No son meros figurantes, son personajes protagonistas del show. También ocurre con los músicos, que son músicos de verdad. No aporrean los instrumentos como si estuvieran en una función de instituto. Y a esto se suma el público en la grada, que se le escucha, se le siente, no es de agencia pagada: está vivo, lo disfruta y se nota.

Cultura musical

Tu cara me suena no se queda en el repertorio predecible. Existe cultura musical en la selección de las canciones, realizando un viaje constructivo por iconos de la música del ayer, hoy e incluso del futuro. La audiencia puede cantar muchos temas, pero también se lleva la sorpresa y descubre artistas que tenía olvidados o desconocía por edad.

Comparaciones (casi) odiosas

La ventana que aparece en una esquina de la pantalla con la imitación original del artista es importante como referencia para el espectador. El programa la sabe aprovechar para, además, recalcarnos el esfuerzo del protagonista en la búsqueda de clavar gestos, coreografías o movimientos que tiene muy estudiados. Otra arista fundamental del programa es el cambio de look de los concursantes. El maquillaje y vestuario son importantes hasta cuando se atreven a desconcertar al personal disfrazando a Ángel Llàcer de culebra.

Cercanía cómplice

Uno de los grandes aciertos de esta temporada es Lolita, que es como una más de la familia. Los jurados con divismos, un rol también muy televisivo, han evolucionado hacia la cercanía de la artista todoterreno que no teme compartir pasajes de su vida. Al contrario, los cuenta con una minuciosidad de detalles que conquistan a una parte de la audiencia que quiere saber más. Lolita, Shaila, Latre y Llàcer se complementan a la perfección, cada cual tiene su función y sus egos no se solapan. Y el público grita anécdota, anécdota. Quiere saber más batallitas de Lolita, un personaje que impulsa el interés de un formato que abarca un multitarget sin que se note demasiado. Artistas para casi todos los gustos. Unos artistas que unen generaciones frente al televisor. Todos aprenden de todos. Del pasado y el futuro.

Casting de qualité

Este año, el casting no ha caído en la idea básica de contar con concursantes que ni cantan ni imitan ni se les entiende y que, al final, solo entorpecerían el transcurrir del programa. Sin participantes chunguitos, Tu cara me suena ha ganado consistencia. Es un espectáculo donde tan importante es el humor como la capacidad de realizar show con perspectiva. Y este año todos son artistas con perfiles y edades complementarios, sí, pero todos con instinto curtido a base de esfuerzo. Se toman en serio el programa, ensayan, evolucionan y luego en plató juegan, manteniéndose despiertos durante todo el programa. De principio a fin. Cada uno en su disciplina, crecen como artistas y el público se siente partícipe de sus logros.

Running gags

En Tu cara me suena no se quedan en la simple actuación. El programa narra una historia espontánea en la que se lanzan constantes guiños al espectador. Incluso a través de running gags, que van salpicando la escaleta. Comedia en estado puro. Bromas que se repiten con instinto del espectáculo y que la audiencia espera con ansias. Los tartazos de Silvia Abril, los piques entre Llácer y Lolita, las anécdotas de Lolita… Es como una reunión de amigos desenfadada con sus gamberradas, con su punto infantil, pero también con su inteligencia de entender el entretenimiento televisivo como un show global en el que la mejor emoción se construye a través del buen rollo.

Finales en alto

Los finales de los programas en nuestra televisión ya parecían no importar. Nada. Entraba el copyright y fuera. Adiós. A otra cosa. Pero en Tu cara me suena se cuida la esencia gamberra del show hasta el último segundo. Te quedas pegado a la pantalla a la espera de ver qué maquinan los concursantes para arropar al ganador de cada gala. Aguantas con expectativas del plano final. Porque, como en una buena serie, los finales son importantes. Hay que acabar en alto. Hay que terminar en chimpún.

Cambiar manipulación por ilusión

A diferencia de la mayoría de grandes formatos televisivos actuales, en los que se intenta prefabricar cada instante forzando la emoción, Tu cara me suena es un programa vivo que cree en la inteligencia de su espectador. No necesita cebos que vendan tensión, tragedias, lloros, caos y otros morbos en plató. Al contrario, sólo basta un coordinado trabajo en equipo en busca de sorprender a través del mejor arte televisivo: el talento de las ideas cómplices, atrevidas, canallas e ilusionantes. En cada detalle, desde la sintonía inicial hasta el fundido a negro.

‘Tu cara me suena’, su gran secreto del éxito

@borjateran

Fotos José Irún

Y ADEMÁS…

Silvia Abril, la esencia del humor de Martes y Trece en ‘Tu cara me suena’

Las 3 mentiras televisivas que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en viernes

8 peculiaridades de los decorados televisivos cuando aún no hay pantallas de Led

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Las 7 canciones infalibles para subir el share de un programa

Los tres errores de las cadenas en las redes sociales

Lolita: el éxito del arte sin complejos en ‘Tu cara me suena’

Lolita ha sorprendido como jurado en la actual edición de Tu cara me suena. Aunque lo que no se entiende es que esto asombre a estas alturas, pues su carisma todoterreno no es nuevo en nuestra televisión.

La llegada de Lolita ha revolucionado la mesa de jueces del talent show de Antena 3 y Gestmusic con su rapidez de reflejos, su capacidad para reírse de sí misma y, no menos importante, su predisposición para compartir su vida  y la de los suyos con la audiencia (¡anécdota, anécdota!). Y lo hace con una apasionante precisión de detalles (nombrando lugares icónicos, artistas inolvidables, vivencias únicas), lo que se ha traducido en un aliciente extraordinario en el encanto del formato.

Porque la hija de Lola Flores es como de la familia. Aporta un valor nostálgico al programa, que engancha, te deja pegado al televisor y emociona. Al fin y al cabo, ella es parte intrínseca de nuestro país, de la cultura popular. Como su madre.

Se puede decir que lo ha mamado y en Tu cara me suena nos hace partícipes de esa forma de entender la televisión desde la cercanía, desde la complicidad, desde el saber jugar sin complejos, sin corazas y sin intensos alardes de absurda diva, apostando por el bagaje de su arte de largo recorrido. Sus tablas en televisión, teatro y cine son una garantía infalible.

Lolita está ya por encima del bien y del mal, y ha supuesto un complemento perfecto para Tu cara me suena, para ampliar el multitarget de audiencia del programa pero, también, para quitar prejuicios y despertar inquietudes a los más jóvenes espectadores. Con la absoluta naturalidad que irradia.

Ella puede, ella tiene un instinto arrollador del show, con el que mantiene en alto el interés y congenia con el resto del elenco del formato, con los concursantes, con sus piques con Llàcer y con la luminosidad de la mirada de Shaila Dúrcal. Sin competitividades, sin egos desmesurados, solo entendiendo lo que verdaderamente significa la televisión: dejarse llevar, mojarse, trastear, sentir, entretener.

‘Tu cara me suena’, su secreto del éxito

> Lola Flores, presencia irrepetible en nuestra TV

> El día que Lola Flores machacó a Isabel Pantoja

@borjateran

| Fotos José Irún

Y ADEMÁS…

Silvia Abril, la esencia del humor de Martes y Trece en ‘Tu cara me suena’

Las 3 mentiras televisivas que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en viernes

8 peculiaridades de los decorados televisivos cuando aún no hay pantallas de Led

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Las 7 canciones infalibles para subir el share de un programa

Los tres errores de las cadenas en las redes sociales

La parodia de Ylenia de Silvia Abril supera el millón en Youtube: así ha surgido un fenómeno viral

Más de un millón de visionados en Youtube en menos de 15 días. La imitación de Ylenia por parte de Silvia Abril en Tu cara me suena ha sido un fenómeno en las redes sociales, logrando un apoteósico dato de visionados en poco más de una semana.

Un nuevo éxito viral de Ylenia Padilla, que hace unos meses sorprendió con su debut discográfico al triunfar con su particular Pégate en el cabizbajo panorama de las listas de ventas. De hecho, su videoclip oficial congrega más de 10 millones de visionados, también en Youtube.

No es una nueva Belén Esteban, pero casi. Ylenia se ha transformado en un nuevo referente social atractivo para los audímetros. Ya ha aprendido a desenvolverse en los platós, es una fábrica de frases hechas (elemento crucial para triunfar en la tele de usar y tirar) y no tiene problema en airear intimidades y propiciar polémicas. Es más, habla sin demasiados filtros.

Así que la parodia está triunfando como merece la versión original, claro. Pero Silvia Abril era la actriz perfecta para ejecutarla. Uno de los rostros queridos por el público parodiando a un personaje que no entiende otra parte importante del público.

Ahí está el acierto de Tu cara me suena, reírse con inteligencia de un personaje fruto de la competencia. Es la televisión perspicaz que surge del esfuerzo y el talento y que no tiene miedo a realizar una radiografía del triunfo de la vulgaridad a través del sano humor.

Porque la vulgaridad triunfa, pero no todo es vulgaridad. Y la audiencia agradece esa corrosión, también desde las redes donde se ha parodiado este gag a lo Ylenia de Silvia Abril hasta entremezclándolo con fragmentos de los coaches de La Voz . Y ese es el rumbo por el que debe seguir Silva Abril en Tu cara me suena: hacer su sketche, pues para la imitación perfecta ya están el resto de concursantes. El público quiere ver a la Silvia más cómica. Y cuanto más reconocible sea el personaje, nacional o internacional, en el imaginario colectivo de la España de tebeo, picaresca y exageración, más triunfará. También en Internet.

 

> Ylenia versus Silvia Abril: las 4 razones por las que la imitación ha mejorado a la versión original

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Ylenia: así se ha convertido en un referente de éxito

> Siete delirantes momentos de Silvia Abril en TV (VÍDEOS)

> Tu cara me suena 4: debilidades y fortalezas

Ylenia: así saca partido la industria discográfica a la telebasura

> Silvia Abril, la esencia del humor de Martes y Trece en ‘Tu cara me suena’

Silvia Abril, la esencia del humor de Martes y Trece en ‘Tu cara me suena’

Se ha convertido en la revelación cómica de la cuarta edición de Tu cara me suena. Es Silvia Abril. No imita, ni afina ni falta que le hace. Pero despierta carcajadas y deja a la audiencia pegada a la pantalla. Justo por eso mismo, porque es Silvia Abril. Una artista de la comedia, que hace suyos a los personajes que parodia hasta impulsar la capacidad de show del propio icono de la música en cuestión.

Y es que, como en Homo Zapping o Buenafuente, el furor que está causando Silvia Abril en Tu cara me suena no es otro que su capacidad para reírse de sí misma e incluso de nuestra sociedad de una forma irreverente, sin miedo a rozar los límites de lo políticamente correcto. Como hacían Martes y Trece en los noventa. Es la misma esencia del éxito, pero, en estos tiempos, en los que cuesta más saltarse el guion ante miradas susceptibles en las redes sociales y miedos de los directivos de las cadenas.

Pero Silvia Abril lo consigue hasta emocionar a través de la risa. Lo logra con una capacidad apabullante, aunque no imite, aunque no clone a la perfección, sólo capta la esencia de detalles especiales del personaje y la exagera. Así lo hizo la semana pasada con Ylenia, y lo ha realizado este viernes con la totalmente opuesta Sor Cristina. Su paso por el plató fue un torbellino, sobre todo después de la imitación en sí. Pura televisión. Un personaje perfecto para Tu cara me suena, pues complementa el arte más serio del resto de los participantes. Más serio, porque alcanzar el grado de comicidad de Silvia Abril también es muy serio.

Más vídeos en Antena3

Más vídeos en Antena3

> Ylenia versus Silvia Abril: las 4 razones por las que la imitación ha mejorado a la versión original

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Tu cara me suena 4: debilidades y fortalezas

El ingrediente que convierte a ‘Tu cara me suena’ en un show diferente

> Martes y Trece volvió un día para decir adiós a los Estudios Buñuel

Ylenia versus Silvia Abril: las 4 razones por las que la imitación ha mejorado a la versión original

Ylenia ha sido la protagonista televisiva de la noche. El clonador de Tu cara me suena decidió que Silvia Abril reprodujera el hit musical del verano (así lo constatan los diez millones de reproducciones de Youtube) y Sálvame ha optado por contraatacar llevando a la verdadera a su plató. Pero, ¿qué interpretación del Pégate es mejor? ¿Original o copia? Lo que está claro es que en TCMS, la Ylenia de mentira ha derrochado cuatro cualidades que aún no ha demostrado la real. Paradojas de nuestra televisión (e industria musical).

1. Ylenia de mentira canta en directo <> Ylenia de verdad necesita autotune

Ylenia Padilla aún está en primero de playback. Probablemente, Silvia Abril haya ensayado más horas para la actuación de esta noche que la de Benidorm para afrontar toda la grabación de su primer éxito. Ni falta que le hace, pues ella es un producto de la tele-realidad. Esa tele-realidad que crea ídolos. Incluso musicales. Pero ha sido Silvia Abril la persona que ha interpretado por primera vez el Pégate en directo en la televisión. Y sin retoques por ordenador, claro.


 
2. Ylenia de mentira se ríe de sí misma <> Ylenia de verdad cree que sube las audiencias

Ylenia Padilla publicó este jueves un tuit en el que arremetía contra la imitación en Tu cara me suena, reprochando que quisieran subir las audiencias con una parodia de ella. No se daba cuenta, tal vez, de que es un programa donde se clona a iconos de la música. Debería ser un honor para Ylenia estar en el plantel de imitados, junto a Freddie Mercury, Madonna, Anastasia  Katy Perry, que también han sido interpretados esta noche. Quizá es que Ylenia está más acostumbrada a las polémicas y discusiones televisadas que a los formatos de espectáculo musical. Menos aún está familiarizada con los programas de humor. Porque con la Ylenia de Silvia Abril sabe reírse de sí misma. Te ríes con ella, no de ella. 


 
3. Ylenia de verdad perrea <> Ylenia de mentira hace show

Ylenia Padilla se contonea. Mucho. Se nota el bagaje de la experiencia en las fiestas de Gandia Shore. Pero el videoclip está muy fragmentado.  Se puede resumir en un zaping de perreos y caras seductoras de discoteca a las cuatro de la mañana. En cambio, Ylenia de mentira hasta se aprende una coreografía. Y hace toda la canción del tirón. No sólo un playback abriendo y cerrando la boca. Hace un show. Un show delirantemente surrealista, pero show al fin y al cabo. Porque hasta para hacer las cosas divertidamente mal hay que saberlas hacer bien.


 
4. Ylenia de verdad se enfada mucho <> Ylenia de mentira levanta carcajadas

Ylenia Padilla es fruto de la televisión de la polémica. Así se ha convertido en un referente para una parte de la juventud que se identifica con su forma de entender la vida y su capacidad de superación. La verdadera Ylenia ejemplifica que es posible el triunfo con un golpe de suerte. Tiene talento para la tele de usar y tirar. Se desenvuelve con soltura en realities, programas de corazón, bolos de discoteca y no para de acuñar frases hechas para la posteridad, que se terminan contagiando socialmente. Las dicen tanto sus fans como sus detractores como otros que ni siquiera saben quien es la revelación de Gandía Shore que después fue a Gran Hermano Vip.

Pero la imitación de Ylenia, a cargo de Silvia Abril, no ha necesitado de ningún cabreo, de ninguna rebeldía, de ninguna polémica. Sólo ha necesitado espectáculo, algún que otro tropiezo y mucho sentido del humor para arrancar sonrisas a miles de personas. Es el valor añadido del arte de entretener con buen rollo, con capacidad de reírnos de nosotros mismos y nuestra propia sociedad. Y sin necesidad de enemistarse con nadie.

Más vídeos en Antena3

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Ylenia: así se ha convertido en un referente de éxito

> Siete delirantes momentos de Silvia Abril en TV (VÍDEOS)

> Tu cara me suena 4: debilidades y fortalezas

Ylenia: así saca partido la industria discográfica a la telebasura

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies