Browsing Tag

Nochevieja

Audiencias Nochevieja: TVE arrasa y el efecto Pedroche da a Antena 3 sus mejores uvas en 11 años

El efecto Cristina Pedroche ha sido efectivo. Antena 3 ha amplificado su audiencia gracias a la expectación por descubrir el vestido. 15.4 por ciento de share y 2.044.000 espectadores siguieron las campanadas por la cadena principal de Atresmedia (el año pasado esta emisora sólo congregó un 8,5 por ciento del share y 1.212.000 fieles. Aunque la cadena líder indiscutible de la noche sigue siendo La 1, que arrasó como es habitual.

La audiencia eligió mayoritariamente la tradición de La 1 de TVE: el canal con mayor despliegue técnico y humano en la última noche del año. 40.8 por ciento de share y 5.396.000 espectadores pusieron su mirada en la seguridad de Ramón García y Anne Igartiburu. Llegando  al 47.5 por ciento de share y 6.484.000 seguidores en el minuto exacto de las campanadas (mejor share de los últimos 4 años pasado -en 2015 se congregó a un 45,6 por ciento de la audiencia con más de 6,5 millones de personas frente al televisor-).

La 1 sigue siendo referencia y las privadas en busca de la segunda plaza intentan llamar la atención a través del boca a boca que surge de las redes sociales. De ahí que los chicos de Cámbiame, que daban las uvas en Telecinco, jugaran con su rompa interior. Y el público fiel de Telecinco no les falló con 13.3 por ciento de share y 1.754.000 (igualando casi el dato del año pasado, donde los protagonistas de El Chiringuito de Pepe alcanzaron un 13,6 por ciento de share y 1.957.000 y se consolidaron como segunda opción tras TVE), pero en estas campanadas ni la lencería y ni la fidelidad de los fieles de Telecinco (valga la redundancia) han sido suficiente para desbancar la curiosidad por el Pedrochismo, quedando en tercera posición.

Pedroche ha sido el arma con la que Antena 3 ha logrado adelantar a Mediaset en el cambio del año. Su mejor dato en 11 años, desde el fervor por Aquí no hay quien viva en 2004. Objetivo cumplido por la dirección de la cadena. Sin embargo, esta estrategia ha hecho pupa a La Sexta que, después de alcanzar máximo histórico el año pasado con Frank Blanco, Cristina Pedroche y sus famosas transparencias (con un 9,7 por ciento y un seguimiento de 1.309.000), ha caído estrepitosamente con la propuesta de dar la bienvenida a 2016 con Chicote y Andrea Ropero. De hecho,  la cadena verde se ha hundido con sólo 3,6 por ciento de share y 483.000 fieles.

Atresmedia quería reunir público en Antena 3, el buque insignia del grupo lo necesitaba: ha sido su única propuesta relevante de unas Nochebuena y Nochevieja que ha rellenado con mucha reposición. Parece que la cadena naranja ha tirado la toalla y ha perdido la oportunidad de aprovechar la potencia simbólica de unas fechas tan importantes, en las que con una buena programación especial se amplifica la imagen de marca como referente televisivo. Lo tenía fácil, pues cuenta con productos identificables por el espectador que pueden producir especiales-acontecimientos. Como Tu cara me suena. Antena 3 debe superar su desgana en fechas señaladas con el refrito del refrito. Una desgana que probablemente surge porque saben que esa noche es historicamente de TVE. Aunque con una oferta competitiva eso ya no está tan asegurado.

JOSÉ MOTA TAMBIÉN ARRASA

Esta Nochevieja el público valoró, un año más, la capacidad de producción de La 1. El especial, muy cuidado, de Jose Mota lideró con un alto 32,2 por ciento y Feliz 2016, la fiesta musical posterior un 32,5 por ciento. También logra buenos datos el excelente especial de Cachitos de hierro y cromo. Todo un valor añadido que divulga la creativa (y valiosa) historia de la televisión española. Mientras que La noche en Paz, la gala de José Luis Moreno en Telecinco, se queda en segunda opción del fin de año con un 13,4 por ciento. Aunque muy por detrás de TVE, se mantiene en sus datos y en su formato previsible: la noche de fiesta de Moreno de siempre.

Ganó el despliegue y elegancia de TVE, pero estas uvas de 2016 evidencian los derroteros que ha emprendido la retransmisión de las campanas para conseguir la segunda plaza de las audiencias: el golpe de efecto carnal en busca del trending topic mundial. El sexo siempre ha sido un motor televisivo. Otra cosa es que nunca será el único motor televisivo.

> Transparencias y ropa interior: así han retransmitido las campanadas de 2016 las cadenas españolas de TV

@borjateran

Y ADEMÁS…

Lo que nos enseñó la tele en 2015

La evolución de las campanadas de fin de año en TVE

La otra regeneración: 7 factores que agitarán la televisión en 2016

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Telecinco da la campanada con sus presentadores en ropa interior para superar a Pedroche en Nochevieja

Tras las transparencias del pasado año, el regreso de Cristina Pedroche a la Puerta del Sol venía impregnado de expectación. No ha decepcionado. De hecho, apareció con una capa para crear más suspense antes de descubrir su vestido. Y no defraudó: más transparencias aunque, ahora, realizadas a medida con “20.300 cristales”. Incluso la colaboradora de Zapeando salió a saludar al balcón. Como la Reina, pero más descocada. Funcionó su química con Carlos Sobera, curtido en las doce uvas y rápido de reflejos como maestro de ceremonias. Antena 3 se ha salido con la suya: llamar la atención tras años en los que su retransmisión de las campanadas pasaba desapercibida.

Pedroche ha sido un éxito viral, a golpe de trending topic, aunque Televisión Española es la que ha marcado el compás de la Nochevieja. Su fórmula se mantiene infalible y destaca frente a sus rivales, por calidad de producción: en guion, en realización y en propuestas con cuatro formatos diferentes (humor, show, nostalgia y directo). Después del sobresaliente especial de José Mota (con parodias de Manuela Carmena y Ada Colau), Ramón García ha celebrado el 20 aniversario de su primera vez en Sol. Aquel estreno fue con Ana Obregón de pareja. Ahora, a su lado, Anne Igartiburu, también veterana con 11 años consecutivos dándonos los cuartos.

Anne (con un espectacular vestido rojo ceñido) ha demostrado su luminosa elegancia habitual y Ramontxu (con clásica capa negra no ceñida) su seguridad, cómplice con la audiencia. Una retransmisión que es la más institucional de todas las cadenas, desde una TVE que, últimamente, se toma demasiado en serio en este tipo de acontecimientos. Falta implevisibilidad. TVE opta por la solvencia de la tradición con la que se aseguran tener todo controlado. Por suerte, Ramón, con su visión televisiva, realizó algún guiño que sirvió para quitar hierro a una de las emisiones más vistas del año. Una fiesta que, además, ha servido para dar el pistoletazo de salida al año del 60 aniversario de la televisión pública (con acertado grafismo especial-puedes verlo abajo-). Así lo recordaron Ramón García y Anne Igartiburu desde su balcón, el mejor localizado de todas las cadenas, justo delante del reloj.

Una planta más abajo de los experimentados Ramón y Anne, los referentes, había cuatro novatos estrenándose en este cometido en Telecinco y Cuatro. Estos primerizos han sido los protagonistas de Cámbiame, el show de cambios de look del mediodía. Marta Torné, Pelayo Díaz, Natalia Ferviú y Cristina Rodríguez llegaron sin complejos a Sol. Su emisión fue menos una retransmisión de relojería y más un show a tono con Telecinco. Y tal vez para hacer olvidar el efecto Pedroche de la cadena rival, los rostros de Telecinco han dado un paso más allá y se han aparecido en la Nochevieja en ropa interior. Sí, en ropa interior (roja, claro). Es lo que faltaba en nuestra tele. Un golpe de efecto que era con lo único con lo que podían destacar ante la dura y asentada competencia.

Eso sí, hicieron un corte para publicidad y se vistieron. Porque, aunque no lo parezca, pasar de año en paños menores se ve que es demasiado hasta para Telecinco. Pero el equipo de Cámbiame lo estaban disfrutando con sus habituales caracteres (Natalia Ferviú, se vino muy arriba). Pero lo mejor Marta Torné. La emisión en vivo de Nochevieja nos ha rescatado a la mejor Torné: un animal del directo.

A diferencia de Cuatro, engullida por la personalidad de Telecinco, La Sexta sigue manteniendo su entidad propia en las campanadas. Eso sí, la cadena mayor, Atresmedia, ha robado a Pedroche (con la que la cadena logró máximo el pasado año) para apostar por Alberto Chicote y Andrea Ropero, de La Sexta Noche. La emisión más austera.

EL ANTITELEVISIVO RELOJ DE SOL

El 31 de diciembre todos los ojos miran al reloj de la Puerta del Sol. Sin embargo, el enclave español para el cambio de año, es uno de los más deslucidos a nivel internacional. Un reloj desnudo, sin fuegos artificiales, sin contefi, sin proyectores de luz. Durante años, la Comunidad de Madrid intentaba hacer más atractiva su sede en la Real Casa de Correos, pero en los últimos tiempos se ha apostado por una rancia austeridad, sin amplitud de miras, que desaprovecha la posibilidad de realizar una atrayente postal de Madrid. A pesar de que poner cuatro focos que realicen haces de luces en el cielo no cuesta nada y aporta mucho. O incorporar una proyección a través de mapping (que no es sinónimo de anuncio publicitario de Coca-Cola, como se coló el año pasado).

España está huérfana de esa sensación de celebración que envuelva, de forma más icónica, la fachada del reloj que nos une cada 31 de diciembre. Pero, no, este 2015 que dejamos atrás, el reloj solo ha cambiado el cartel de luz que felicita el nuevo año. Del emblemático neón verde a un led con una tipografía con una personalidad modernizada. Justo lo que falta a Sol, personalidad apoteósica y festiva para amplificar la simbología del kilómetro cero de Madrid y que se contagie, a través de la tele y las redes, por todo el mundo. Lo que viene a ser hacer marca. Lo que viene a ser construir emblemas que sean referencia.

@borjateran

MÁS ANÁLISIS…

Lo que nos enseñó la tele en 2015

La evolución de las campanadas de fin de año en TVE

La otra regeneración: 7 factores que agitarán la televisión en 2016

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Los presentadores de las campanadas: la táctica televisiva que está detrás de las 12 uvas

Ya están decididos los maestros de ceremonias de las campanadas de fin de año. Cada Nochevieja existe cierta expectación por conocer los nombres de las estrellas mediáticas que se comerán las doce uvas en directo. Una de las emisiones más simbólicas del año merece unos reconocibles rostros, capaces de retener a un público fiel y, de paso, dejar bien al canal. O, al menos, intentarlo. Con los presentadores elegidos, esto es lo que buscan las principales cadenas generalistas:

TVE – LA TRADICIÓN 

La tradición manda. La audiencia elige mayoritariamente TVE en el cambio de año. Y es que la cadena pública ha sido la encargada de realizar los grandes espectáculos de Nochevieja, antes y después de la llegada de las privadas. Este 2016, además, nacerá con un especial de Cachitos de hierro y cromo, que promete destapar tesoros del creativo archivo de Televisión Española.

Y Ramón García y Anne Igartiburu, otros tesoros (vivos) de la historia de TVE, repiten en su cometido. Los dos vascos son los más experimentados, son imagen de referencia de esta icónica retransmisión en la que, por cierto, este año Ramontxu cumplirá veinte aniversario de la primera vez que presentó las campanadas. Por tanto, La 1 apuesta por una retransmisión conservadora, con dos experimentados clásicos de la casa, que dan al cambio de año con un toque tan cercano como institucional.

ATRESMEDIA – EL VESTIDO DE PEDROCHE

Atresmedia sigue apostando por diferenciar sus dos canales principales con emisiones complementarias. Antena 3 y La Sexta volverán a ser vecinas de balcón: juntas, pero no revueltas. Una estrategia para no mezclar la identidad de marca de ambas cadenas. Sin confundir personalidades, como ha sucedido entre Telecinco y Cuatro. Aunque, desde Atresmedia, ya tampoco disimulen que son emisoras hermanas. De hecho, Pedroche ha dado el salto de La Sexta a Antena 3. Y es que la de Vallecas dio el año pasado récord de audiencia a la cadena verde en Nochevieja. Así que la emisora más mayor del grupo, Antena 3, utiliza el carisma de Pedroche en las redes sociales para despertar la atención del espectador.

Porque, tras las transparencias de año pasado, se ponga lo que se ponga, Cristina Pedroche dará de qué hablar. La gente sintonizará Antena 3 para descubrir el vestido de marras. A su lado estará Carlos Sobera, ya emblemático de la casa, que también tiene mucha práctica en tal cometido (en 2012 tuvo que abrochar en directo a Paula Vázquez su vestido roto).

Pero, sobre todo, con el cebo de Pedroche, Antena 3 intentará aupar su maltrecha media de cuota de pantalla desde la Puerta del Sol, que en los últimos años se había convertido en irrelevante. Ahora el morbo está asegurado. Es inegable.  Habrá comentarios asegurados sobre el look de la colaboradora estrella de Zapeando. Mientras que al mando de las uvas de La Sexta se queda de guardia Alberto Chicote, que ya hizo los honores en 2012 (con receta incluida), y que ahora repite con la periodista Andrea Ropero de La Sexta Noche. Dos rostros muy asociados con el canal verde, para delimitar con cierta claridad el sello Sexta.

MEDIASET – CÁMBIAME (de año)

Marta Torné, Pelayo Díaz, Natalia Ferviú y Cristina Rodríguez serán las estrellas del cambio de año de Mediaset. De esta manera, Telecinco sigue con su apuesta de arrastrar al público fiel a sus 12 uvas con el empujón de personajes muy reconocibles dentro del elenco de caras populares de la cadena. Los rostros de Cámbiame han logrado un hueco evidente y, desde los diferentes programas del grupo, podrán retroalimentar esta particular emisión de Nochevieja con facilidad.

De nuevo, se repite la fórmula de la retransmisión simultánea en Telecinco y Cuatro, pero este año el concepto es más acertado, pues los presentadores no darán vida a ningún personaje de ficción, como sucedió en las últimas campanadas con los protagonistas de El Chiringuito de Pepe. En la Puerta del Sol estaban Adrián Rodríguez, Jesús Bonilla, “El Langui” y Dafne Fernández aunque, sin embargo, estaban en la piel de sus papeles en la serie. Y esto de actores interpretando personajes en una emisión, en directo, de estas características queda muy extraño. El espectador no lo entiende y el programa brilla menos al atarse a un impostado guion con poco margen a la improvisación. Este 31 de diciembre no sucederá nada parecido: el clan de Marta Torné tendrá guion, sí, pero no dejarán de ser ellos mismos con sus peculiaridades, manías y caracteres reales. En definitiva, con su personalidad que tan bien reconoce el televidente fiel a la televisión del cinco.

Lo mejor y lo peor de la última Nochevieja televisiva

@borjateran

Y ADEMÁS…

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

Las trampas que realizan los concursos de TV

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Las 3 mentiras televisivas que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en viernes

Los tres errores de las cadenas en las redes sociales

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Ramón García, un valor añadido para TVE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies