‘Ella baila sola': cómo gestionar los egos en un videoclip rupturista

Marta y Marilia. Marilia y Marta. Ella baila sola nos marcó. Sus primeros trabajos fueron brillantes. Cada tema era un éxito con una carismática personalidad que, además, conectaba con el sentir de su generación. Lo echamos a suertes, Amores de barra, Y Quisiera, Cuando los sapos bailen flamenco…. perviven con fuerza en la memoria colectiva.

Buscando el fallo de realización: ¿qué no salió bien en la puesta de escena de Super Mario Bros en ‘Dancing with the Stars’?

Los norteamericanos también comenten fallos. Ellos y su tecnología, que es más o menos la misma que la nuestra. La coreografía y puesta en escena a lo Super Mario Bros de Dancing with the Stars sorprendió. Mucho. Era la vuelta de tuerca que necesitaba el mítico formato. Pero, sin embargo, el resultado televisivo no salió al 100 por 100. Hubo un fallo. ¿Dónde está? Os propongo encontrar el traspiés… La respuesta… pasando la fotografía. 

La cabecera de la nueva serie ‘Vis a Vis': exquisitez al más puro estilo HBO

Una serie española con una cárcel como epicentro. Eso sí, cárcel con mucha luz y color. Esa es la propuesta que estrena este lunes Antena 3.

La cadena de Atresmedia vive su época dorada de ficción. Casi cada día de la semana cuenta con una producción de éxito, de crítica y público. El equipo de Antena 3 ha realizado un gran trabajo, dando un paso más allá en la ficción nacional. La tecnología actual lo permite. También la madurez de la audiencia. Sólo era necesario la valentía y visión de una cadena.

Risto y el (no) destrozo de sus gafas

Risto ya está de vuelta. Ha durado poco su ausencia. Y el publicista vuelve a la tele con una buena campaña publicitaria. Previsible, vale. Para eso es uno de los mejores publicistas. En esta autopromo, que ya salpica las pausas de Antena 3, se muestra a Risto (o su doble de piernas) pisoteando su más carismática seña de identidad: las gafas.

Estrategia redonda, todos los medios diciendo aquello de ¡Risto destroza sus gafas!. Apocalipsis. Aunque, si nos fijamos bien en la promo… sus gafas, de nombre EGO, parecen irrompibles. Porque la personalidad de Risto es televisivamente irrompible.

Hideaway: el videoclip de la calle más fea de Nueva York

No había calle más fea en Nueva York. A medio camino entre polígono frío y street de extrarradio, Kiesza ha perpetrado el videoclip de Hideaway desde una zona de aparente nula fotogenia. Mentira, pues sólo basta un milimetrado plano secuencia, sin cortes, para una milimetrada coreografía que narre una historia sin que parezca que está narrando una historia. Así, el feo decorado aparenta todo lo contrario.

Periodismo real: cuando no pasa nada por preguntar 18 veces la misma pregunta a un ministro

18 veces la misma pregunta. Eso, entre otras cosas, es el periodismo. Encontrar respuestas, enfocar contextos y no quedarse en la superficie interesada. También desde una televisión pública, como ha hecho Andrew Marr desde su BBC que permite la repregunta que trabaja por el servicio público. Así es una televisión pública que nadie cuestiona, porque los ciudadanos se sienten orgullosos de ella:

Documentos imprescindibles: cuando Penélope Cruz era pura espontaneidad (VÍDEO)

Cómo hemos cambiado. Penélope Cruz es nuestra actriz más internacional. Vale, no estamos descubriendo nada. Ahora mide cada palabra que suelta. Incluso parece rancia con la prensa española (con la norteamericana ya es otro cantar). Pero no siempre fue así. Los archivos televisivos lo demuestran. Y no nos referimos a su faceta como presentadora de La 5ª Marcha, que mejor olvidar. era pura frescura espontaneidad en la brillante época de Belle Époque. Se dejaba llevar en los platós y existe una hipnótica entrevista que lo demuestra.

Fue en un programa del Canal Sur más moderno e inteligente. Donde se hablaba y se jugaba. Como una reunión de amigos. La siguiente entrevista no tiene desperdicio de principio a fin, hasta los créditos. Con cuchicheos, confesiones y aparición estelar de Maribel Verdú, que incluso ‘pelea’ con Penélope Cruz. Eran jóvenes, gamberras y coherentemente cercanas. Verdú lo sigue siendo. Pé, no tanto. Nadie es perfecto.