BEGIN TYPING YOUR SEARCH ABOVE AND PRESS RETURN TO SEARCH. PRESS ESC TO CANCEL

Ya no somos la generación ‘Friends’

34 pegajosos grados centígrados en la calle. Llego a casa. Me tiro debajo de un chorretón de aire acondicionado y enciendo el televisor. Busco ansiosamente Friends. Me quedo pegado a Friends.

No hay plan mejor, como en los días de tormenta, como los días de asfixia. Aunque haya visto sus capítulos tropeciantes veces y me sepa los diálogos de memoria, gozo como la primera vez con los vínculos de Ross Geller, Rachel Green, Monica Geller, Chandler Bing, Joey Tribbiani y Phoebe Buffay Princess Consuela Banana Hammock.

Me río con ellos. Me emociono con ellos. Me identifico con ellos. Incluso ansío ser como ellos, con sus defectos, con sus miedos, con sus ilusiones, con sus frustraciones, con su Nueva York.

Supongo que ahí radica el éxito de Friends: es el fiel retrato de una, dos o tres generaciones que pensaron que se iba a comer el mundo pero, al final, se empacharon con la digestión de tanta aspiración.

Veinte años después del boom de Friends, los vaivenes emocionales de las relaciones y objetivos de sus personajes siguen vigentes. La esencia de sus tramas no caducará nunca, pero quizá sí nuestra relación con la serie.

Porque, ahora, ver y re-ver episodios de Friends me termina despertando un particular sentimiento de nostalgia desconcertante con un tiempo que vivimos sin darnos demasiada cuenta y ya pasó sin darnos, una vez más, demasiada cuenta.

Es difícil imaginar qué hará en 2017 esa pandilla de amigos, cómo serán sus vidas maduras, qué vuelcos de guion han sufrido estos años.

Al final, lo bueno de ver y re-ver Friends es que las existencias de estos personajes están a salvo en su eterno bucle en estado de gracia, tan guapos, tan genuinos y tan brillantes como siempre por obra y gracia de la constante repetición.

Pero nosotros seguimos creciendo, avanzando… y ya no somos tan ingenuos como en aquellos refulgentes noventa que ya no existen, excepto para esa eterna reposición. Ha llegado el momento de aceptarlo, ya no somos la generación Friends.

> 11 cosas que aprendimos con Friends

> Las 9 razones por las que amamos tanto Friends

> El adiós a Friends

Periodista. Explorando la TV, la radio y las redes. Aquí, lo que no quiero que se me quede en el tintero.

Leave a comment

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR