Monthly Archives

marzo 2016

Las 4 mentiras sobre el fin de los programas musicales en la TV

Los programas musicales de la televisión ya no existen. Desde el nacimiento de Youtube, se han esfumado de la programación tradicional. Los cantantes y grupos tienen que colarse en los talent shows o magazines como Qué tiempo tan feliz o Sálvame para promocionar su talento. O esperarse a navidades, a las fiestas de guardar, cuando TVE realiza sus especiales de Nochevieja y Nochebuena. Pero el resto del año ni rastro. La música se queda relegada a base musical para ilustrar los videos de Gran Hermano y poco más.

Lejos queda aquella televisión pública que llegó a emitir hasta 20 programas de música simultáneamente. Cada género y estilo tenían su propuesta. Del más independiente al más popero. Pero ahora dicen que Internet ha matado el interés por la música en la televisión tradicional, hasta el punto de conseguir que se instalen en nuestra conciencia 4 mentiras televisivas por derribar.

1. El público con la música no tiene paciencia

Los espectadores ya no esperan a una hora exacta para disfrutar de una actuación musical que tienen a disposición, con sólo un clic, en Youtube. Es cierto. Pero la audiencia sí que aguanta cuando la cadena en cuestión realiza un show o acontecimiento con una puesta en escena creada para cada artista y sólo para esa ocasión. Entonces, el espectador busca sorprenderse, sigue disfrutando de la experiencia televisiva con algo que aún no está en la red. El problema en España es que las cadenas se han quedado atadas al playback con pie de micro incorporado. No crean eventos únicos gracias a la música, eventos que fomenten la expectación en la audiencia.

2. Sólo triunfa la música en la competición del talent show (con un buen contraplano de jurado)

La música sólo se cuela en el horario de máxima audiencia si existe un talent show. Es decir, un concurso con su emoción, su dosis de humor y, ya si eso, sus aspirantes a artistas, que suelen ser lo último que importa. Y todo aderezado con muchos planos de las caras de asombro o susto de los miembros del jurado de turno, que dictan sentencia. En la era de la televisión cargada de multi-impactos, donde la pantalla se sobrecarga de información, hay que vestir el número musical de feroz competición porque si no parece que la audiencia se espanta. Pero un artista, por sí mismo, también puede reunir grandes cuotas de audiencia si su actuación cuenta una historia, por encima de la evidente mirada de reacción del jurado. Esta es una de las claves del éxito de Tu cara me suena, por ejemplo. O del mismísimo Eurovisión, que rompe cuotas de pantalla. Y de otros muchos de los programas musicales de éxito de nuestra historia (léase el extremo de los creados por Valerio Lazarov). Pero esa perspectiva se perdió. Y con ella el interés por la música como ingrediente televisivo.

3. Sólo tira la nostalgia de la música en la generación EGB

Lo “vintage” cada día es de más gente. El éxito viral y social de Cachitos de hierro y cromo lo demuestra. Y los resultados de audiencia conseguidos el pasado fin de año evidencian que el formato de TVE no es sólo un éxito en redes. Sin embargo,  los responsables de las cadenas no exprimen esta demanda de los televidentes más allá del rescate de imágenes de archivo o centrándose en los recuerdos de su propia generación o la de sus padres y abuelos.  Lo que se les escapa a estos directivos mediáticos es que también existen nostalgias televisivas mucho más cercanas en el tiempo….

4. Los perfiles de espectadores interesados por la música son muy reducidos

Los programas musicales que sobreviven se relegan a altas horas de la madrugada. Es el caso de Los Conciertos de Radio 3. Los programadores entienden que su público es tan fiel que trasnocha si hace falta y, de esta forma, ese mismo programa no hace sufrir el dato de audiencia de franjas más competitivas de la parrilla. La apuesta fallida de La Sexta por A mi manera también ha sentenciado un escaso interés por el género, incluso cuando se disfraza de docushow. Pero, probablemente, el error aquí ha estado en el casting. Porque la música sí que funciona. Los norteamericanos, por ejemplo, lo demuestran día a día. Sólo hay que zapear por el show de Ellen DeGeneres, Saturday Night Live o cualquier late night. Su truco, no relegan la actuación a un mero número de promoción sino que le dan un lugar destacado en el programa. Siempre con puestas en escena diferentes, apropiadas para cada tema y para cada artista. Porque los programas musicales en estado puro no han muerto, sólo la capacidad de las cadenas para creer en ellos.

@borjateran

Y ADEMÁS…

El día que Youtube mató los programas musicales en televisión

Aquellos sábados que nos despertábamos con ‘Música sí’

La gran mentira de TVE

¿Infravaloran nuestras cadenas el poder de Youtube?

Cuatro programas de entrevistas para entender la tele de los ochenta

José Luis Uribarri, la voz de ‘Eurovisión’ que reinventó los espacios musicales con ‘Aplauso’

20 años sin ‘RockoPop’, el programa que revolucionó las listas de éxitos

Dime qué red social prefieres y te diré tu género televisivo favorito

Las redes sociales se han convertido en aliciente a la hora de consumir la televisión tradicional. Sin embargo, paradójicamente, nada es lo que parece. La audiencia social no equivale a la audiencia real. Los presentadores de canales más minoritarios son los que más rápidamente han visto como se multiplicaban sus seguidores: Cristina Pedroche, Buenafuente o Jordi Évole, en su paso por La Sexta, han destacado en follows por encima de rostros de las grandes emisoras tradicionales. ¿Por qué? Su público es más joven y más activo en las plataformas sociales, especialmente en Twitter. Porque cada tipo de televisión cuenta con una red social predilecta. Porque, aunque se picotee por todas las redes, los gustos de cada espectador no casan igual con todas las redes.

– Twitter

La Sexta y Cuatro son los canales hechos para ti, tuitero. Necesitas acceder a la información rápido y comentar la actualidad con un sólo clic. Además, disfrutas comentando sin piedad los realities, talent shows, docushows y sucedáneos. De Pesadilla en la Cocina a Quién quiere casarse con mi hijo. Porque información y reality show no es incompatible y menos en Twitter que, en cierto sentido, transforma todo en una especie de reality interactivo.

Como consecuencia, la emisión convencional crece a través de la red social del pajarito. Es más, potencia la experiencia del consumo colectivo, que se estaba perdiendo. Un universo perfecto para fans de la pequeña pantalla basada en la realidad, ya sea desde la seriedad informativa o desde el ámbito del entretenimiento más cómico, donde el espectador participa con sus memes, parodias y gags propios.

– Facebook

Utilizas Facebook para descubrir lo que ha sucedido en la tele y debatir con otros usuarios, pero sin demasiadas prisas. El comentario en tiempo real no es lo tuyo y cuentas con más paciencia a la hora de consumir contenidos.

Facebook es la red social más poderosa y en la que están los espectadores más tradicionales. De ahí que Facebook congregue los mayores “me gusta” en cadenas con público más adulto. En este sentido, Facebook es perfecto para enterarse de lo que se cuece en formatos como Sálvame o El Programa de Ana Rosa. El espectador acude a curiosear, siendo menos activo que en Twitter. Participa, sí, pero más desde un lado voyeur donde no hay que discurrir un tuit ingenioso, sólo basta con dar al botón de “me gusta” y pinchar en el enlace o foto.

– Instagram

Es la red social en alza. Y es perfecta para los adictos a series, pues en ella han encontrado refugio los actores. De Paula Echevarría (@pau_eche) a Pablo Rivero (@pabloriverooficial). Los intérpretes saben que es la plataforma ideal para promocionarse, sí, pero sin meterse en líos con tuits o reflexiones que propician polémica, o se pueden sacar de contexto. Solo se necesita una foto. Al poder ser, bonita.

Así, en Instagram, los actores comparten imágenes de sus rodajes, posados con otros compañeros de sus series e intríngulis de su vida privada. Todo un apasionante contenido extra para los espectadores de cada ficción, que en esta red social encuentran entresijos de la trastienda de los rodajes y, además, pueden descubrir trucos de sus producciones favoritas. Incluso comentar (o criticar) el capítulo de marras justo en la foto que ilustra, con filtro Amaro, el día en el que se rodó.

– Youtube

Disfrutas con el espectáculo a lo grande. Y necesitas revivir los momentos memorables de tus programas favoritos. Después de la emisión, te sumerges en Youtube en la búsqueda y captura de la actuación que te ha emocionado o sorprendido. Deseas el revival de esas ocurrencias televisivas que te han dejado con la boca abierta.

Las puestas en escena de las imitaciones de Tu cara me suena, los tartazos de Silvia Abril o los experimentos de El Hormiguero son claros ejemplos. De hecho, el programa de Pablo Motos cuenta con fieles seguidores que también crean sus propios contenidos en Youtube, como Foro Hormiguitas. Sucede lo mismo en la televisión internacional, sobre todo con el Tonight Show de Jimmy Fallon o el show de Ellen DeGeneres, donde los espectadores más fieles realizan un segundo visionado de sus formatos favoritos en Youtube.

– Vine

Lo tuyo son los vídeos breves. No más de seis segundos en los que comprimes frases, normalmente delirantes. Esas salidas de tono que te dejan los personajes de formatos como Gran Hermano o Supervivientes. Y lo inmortalizas aunque sea grabando la pantalla del ordenador con la misma cámara de tu móvil. No importa el encuadre, lo crucial es preservar el delirio de turno.

De esta forma, Vine se ha convertido en una nueva forma de zapear por el surrealismo televisivo y, además, verlo literalmente en bucle. El motivo: cada vídeo se repite automáticamente. Sin fin, haciéndolo aún más adictivo (o cómico).

– Snapchat

Te gusta la música y eres de los pocos que encuentra la hora en la que ponen videoclips en la parrilla de MTV. De hecho, MTV ha sido un canal precursor en incorporar Snapchat como forma de interacción directa con los espectadores.

También es una red utilizada para estar al tanto de la saga Shore. Porque Snapchat es la ventana social que parece hecha a medida de los participantes del más famoso reality de la cadena, ahora con el nombre de SuperShore, pues lo que compartes en Snapchat se autodestruye. Desaparece. Se esfuma. Y a este elenco de participantes les viene muy bien eso de que se borren las pruebas digitales en su universo de fiesta, ligues volátiles y desfase perpetuo.

– Periscope

Las grandes competiciones son lo tuyo. Quieres colarte en estos rimbombantes eventos y charlar con tus propios ídolos. En riguroso directo, claro. Ya sea en el ámbito deportivo (Piqué y Casillas han protagonizado uno en los últimos días) o en el show eurovisivo.

En esto último, Periscope es una herramienta imprescindible. Ya aprovechó esto de hablar por una cam la pionera Ruth Lorenzo. Y ahora también Barei, que resuelve las dudas a los eurofanes a través de esta particular red social que te permite retransmitir a todo el planeta estés donde estés con simplemente un clic.

Además, Periscope es una aplicación muy interesante como apoyo de la televisión tradicional. Así lo han hecho Irene Mahia y César Vallejo, de RTVE.ES, que han aprovechado su estancia en la eurovisiva ciudad de Estocolmo (con motivo del rodaje de un documental) para compartir las entretelas profesionales de su viaje con los más fieles de @eurovision_tve. Eso sí, no se han quedado en la emisión convencional y, demostrando su instinto televisivo, han inventado un programa con entidad propia, #FindingABBA, un periscopoteshow en busca de alguno de los componentes del mítico grupo Abba por la ciudad sueca a través de pistas de las personas que se iban encontrando.

Prueba no superada, no se toparon con ningún intérprete oficial del Dancing Queen. Pero Mahia y Vallejo sí han logrado convertir a los usuarios de Periscope en partícipes de sus aventuras y desventuras durante este particular reto y, de paso, divulgar su trabajo desde la televisión pública. Y todo en vivo y en directo.

Porque gracias a Periscope sólo basta un móvil y una buena conexión a Internet para retransmitir una idea cómplice a todo el planeta. Ese es el valor de las redes sociales, sea cual sea tu favorita y bien utilizadas, pueden ser una arma de invasión creativa para enriquecer la televisión.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Ellen DeGeneres: así triunfa en Twitter (tú también puedes hacerlo)

Los 10 mandamientos del tuitero televisivo

> Los 3 errores de las cadenas de TV en las redes sociales

> 22 vías de acción para la supervivencia de TVE

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

> Youtube: la plataforma desaprovechada por la TV en España

Tráiler teaser de ‘Como la espuma’ de Roberto Pérez Toledo

El primer avance teaser de “Como la espuma, nuevo largometraje de Roberto Pérez Toledo (Seis puntos sobre Emma y Los amigos Raros) ya ha visto la luz. La película es una comedia de emociones en la que quince personajes se encuentran (y desencuentran) en una vieja mansión en la que está teniendo lugar una orgía. Del amanecer al atardecer, todos vivirán una experiencia sexual y emocional que les cambiará la vida. Nunca una orgía estuvo tan plagada de sentimientos.

 ver sinopsis de la película

El reparto coral está formado por Sara Sálamo, Daniel Muriel, Diego Martínez, Miguel Diosdado, Elisa Matilla, Pepe Ocio, Carlo D’Ursi, María Cotiello, Adrián Expósito, Sergio Torrico, Jonás Berami, Nacho San José, Javier Ballesteros, Álex Villazán, Raquel Quintana y David Mora.

“En ‘Como la espuma’ sigo jugando a lo que más me apasiona como guionista y director: crear historias de vínculos y personajes en las que el trabajo de los actores es la materia prima principal. Aquí hay una historia coral que envuelve a quince personajes que han acudido, por un motivo o por otro, a una casa en la que está ocurriendo algo parecido a una orgía. Todos están buscando trozos de verdad en el lugar menos propenso para ello. Y he querido que el resultado sea un hora y media de diversión veraniega y sin complejos en en la que el sexo es puro sentimiento“, comenta Pérez Toledo.

La trayectoria del director

Roberto Pérez Toledo, licenciado en Comunicación Audiovisual, es director y guionista de más de una veintena de cortometrajes (GLOBOS, VUELCO, NUESTRO PROPIO CIELO, LOS GRITONES O ROTOS son algunos de los más populares) que han recorrido festivales de los cinco continentes y logrado más de un centenar de premios.

En 2012 estrenó su primer largometraje, SEIS PUNTOS SOBRE EMMA, que ganó las Biznagas de Plata a la Mejor Actriz (Verónica Echegui) y el Mejor Guion en el Festival de Málaga, el Premio del Público y el Premio a la Mejor Ópera Prima en Cinespaña (Francia) o el Premio a la Mejor Ópera Prima en MadridImagen, entre otros galardones.

En 2013 participó en el largometraje colectivo AL FINAL TODOS MUEREN, junto a otros tres directores y con el apadrinamiento de Javier Fesser, y en 2014 lanzó la tv-movie (rodada según el manifiesto #littlesecretfilm) LOS AMIGOS RAROS, emitida en el canal Calle 13 y después convertida en un fenómeno viral en la red, donde acumula dos millones de visionados. En los dos últimos años, ha escrito y dirigido también los cortometrajes de la campaña de San Valentín de El Corte Inglés.

“Como la espuma” está producida por Potenza Producciones y Pony Films, en coproducción con La Panda Productions, y se estrenará a principios de verano.

Los trucos de los efectos visuales de ‘El Ministerio del Tiempo’ al descubierto (FOTOS)

Los efectos visuales ya no son cutres en la ficción nacional. Al contrario: están a la altura de grandes producciones internacionales, a pesar de que en España manejamos unos presupuestos muy ajustados.

El Ministerio del Tiempo es uno de los grandes ejemplos de ficción que cuida el fondo y la forma, trasladando al espectador a localizaciones reales que, en realidad, no lo son tanto.

A golpe de retales de ‘tela’ verde y otros trucos, los maestros de postproducccion y efectos visuales de la factoría USER T38 logran el más difícil todavía.

Y siempre es curioso ver la comparativa del lugar real donde están los actores y el resultado final que llega al espectador. También cuando el trabajo es ministéricamente made in Spain:

 




Puedes encontrar más imágenes y otras curiosidades del proceso de postproducción en el Twitter de USERT 38 (@USERT_38), donde están realizando un interesante trabajo de divulgación de su trabajo

> LAS 7 CUALIDADES DEL BUEN FAN DE ‘EL MINISTERIO DEL TIEMPO’

@borjateran

Y ADEMÁS…

‘Historias para no dormir’: el valor de Chicho Ibáñez Serrador

La gran mentira de TVE

Las 5 dificultades que sufre el guionista de las series españolas

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

 

‘Juego de Tronos’: la táctica de promoción de largo recorrido que aún parece imposible en España

Falta menos de un mes para el esperado regreso de Juego de Tronos. Esperado por el fervor que despierta la serie, pero también por la capacidad de generar expectación por parte de HBO.

La cadena de cable maneja una escrupulosa táctica de promoción para convertir la larga espera, entre temporada y temporada, en un camino de píldoras que aumentan el apetito de unos hambrientos seguidores de la ficción.

Y en ese río de mensajes. Esta semana, ha caído del cielo de la televisión de pago norteamericana un nuevo tráiler. Con (casi) todo lo que el consumidor de Juego de Tronos desea. Lugares épicos, batallas épicas, todos los personajes cruciales (y épicos), algún que otro retorno épico y, por supuesto, frases épicas. No falta nada. Perpetrado a medida para generar, en los astutos seguidores, un incesante caudal comentarios, análisis y hasta pormenorizados estudios sobre los derroteros que tomará la producción.

La táctica es lanzar píldoras contundentes. Ya sea en formato vídeo (tráiler) o incluso como póster. Con sólo una imagen ya juegan con la legión de fieles: lanzando cebos que impulsan la emoción… y la especulación. Propiciando la conjetura, la fascinación o el debate en donde no todo es como parece.

Giros de guion fuera de la ficción por obra y gracia del marketing. Porque para que corra la voz en las redes, aunque Juego de Tronos también ha desarrollado acciones con mayores ínfulas (hasta con street art), sólo basta lanzar una milimalista idea al aire.

Pero esta inteligente táctica de marketing es posible gracias a que en Estados Unidos, tanto en la tele de pago como en las cadenas en abierto, se marca la fecha de estreno con una gran antelación. El motivo: sus parrillas vienen estructuradas con una oferta estelar muy medida durante todos los meses del año. Poco se improvisa.

Así, también pueden planear una estrategia de marketing convencional de largo recorrido, perfecta para dar a conocer con antelación las fechas de estreno de las producciones e ir dosificando la información con la que trabajarse al público a través de las participativas artimañas de las redes sociales.

Un desarrollo más complicado en nuestro país, patria donde las cadenas priman una competencia feroz, con parrillas plagadas de horarios sin determinar que viven a expensas de la temida contraprogramación. Un verdadero juego de tronos televisivos: se mueve ficha dependiendo de la instantánea oferta del rival, las medias mensuales de audiencia y la facturación publicitaria.

Como consecuencia, los estrenos nos pillan por sorpresa y el espectador siente que es de lo que menos importa en todo el proceso. Incluso muestra cierta desconfianza hacia los canales ¿me cancelarán mi serie favorita? Como sucedió con El Ministerio del Tiempo

Sin espectadores, no hay producto. Pero manda la estrategia de programación frenética del aquí te pillo, aquí te programo. En ocasiones por la necesidad de las argucias del particular sistema de la economía del mercado televisivo español, en otras a la caza de derrotar cuanto antes a la cadena rival. Porque no hay piedad: con (casi) nadie. Porque en la estrategia de programación de la televisión privada en España, como en el universo de Juego de Tronos, los finales son despiadadamente imprevisibles.

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

> Las 7 cualidades del buen fan de ‘El Ministerio del Tiempo’

@borjateran

Y ADEMÁS…

‘Vis a Vis’: los agujeros de guion de una serie consolidada 

Las 5 dificultades que sufre el guionista de las series españolas

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

‘Historias para no dormir’: el valor de Chicho Ibáñez Serrador

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies