El error de la gala de elección del representante español de Eurovisión

Primer gran eurodrama de la gala donde se elegirá al representante de TVE en Eurovisión, que se emitirá este lunes (22:30h): el jurado en plató estará compuesto sólo por cantantes. Se repite el error de ediciones anteriores.

Edurne, Loreen y un integrante de Il Divo, de nombre Carlos Marín, son los jueces que tendrán peso a la hora de decidir y opinar frente a las actuaciones de los eurocandidatos españoles. Se podría entender la elección de estos miembros del jurado como gancho para los audímetros. Aunque, en este caso, estos tres artistas no generan ningún tipo de expectación a efectos televisivos para un prime time de estas características.

Los eurofans, fieles seguidores del festival, pensarán que Loreen puede arrastrar muchos seguidores. Sin embargo, en realidad, el perfil de público de la euroganadora de 2012 es limitado y cuenta con la dificultad añadida del idioma.

Por tanto, se repite la historia y se cae, de nuevo, en un fallo que va directo a la credibilidad de la selección española. Tres cantantes que están, además, viciados a la hora de decidir. Loreen comparte compositor con Xuso. Edurne tiene vínculos directos con Xuso (participaron en la misma edición de Tu cara me suena) y con Barei, que ha sido la compositora de su tema La última Superviviente, incluido en el álbum Adrenalina. Como consecuencia, la opinión de Edurne y Loreen está en el punto de mira de lógicas suspicacias.

Pero ese no es el único problema. Eurovisión es un gran espectáculo de televisión. Un show global que necesita un jurado con diferentes visiones. Esto se paliará con un jurado internacional, que como una asesoría externa, valorará también este año a los candidatos. Eso sí, desde fuera del plató.

Y es que Eurovisión no sólo es voz, también en espectáculo y puesta en escena. De ahí que, entre los jueces, es importante que participen y aporten su crítica constructiva personas con mayor perspectiva del festival, como productores musicales, realizadores televisivos u otro tipo de profesionales especializados y diferenciados, que se complementen entre sí. Como realizaba tradicionalmente TVE. Y esa experiencia histórica de TVE es una buena referencia.

De hecho, es bueno para potenciar el interés televisivo contar con otros personajes con carisma, más allá del cantante que suele querer quedar bien con otros cantantes (a no ser que sea Massiel).

La gala de selección de Eurovisión apunta maneras de nuevo trámite, que se olvida del principal cometido de un prime time: realizar un espectáculo con personalidad propia, que emocione, ilusione, sorprenda, despierte la curiosidad y no cree indiferencia.

Lejos queda el apasionante camino que se emprendió en 2008, año en el que TVE aprovechó la plataforma de MySpace para hacer el proceso participativo y próximo.

No se ha vuelto a repetir, a pesar de que abrir democraticamente el concurso también supone un acercamiento de la televisión pública a la gente y, especialmente, a los jóvenes, una estrategia de marketing que TVE necesita ahora más que nunca, con unas nuevas generaciones que no han conocido sus épocas más creativas.

En este sentido, sería una buena herramienta recuperar los procesos de selección a través de las plataformas online. Con este sistema, la audiencia se siente arte y parte y, de esta forma, la compañía alimenta una valiosa percepción de cadena más cercana. Más en la actualidad, con las posibilidades que otorga Youtube. La red social de vídeos es la mejor aliada para acercar a las nuevas generaciones la televisión tradicional (aunque en las televisiones no lo saben).

No hay riesgo, y desde la apuesta por la selección abierta por MySpace, en 2008, tampoco ha existido un recambio en las ideas que mueven Eurovisión. Pero el futuro de Eurovisión, como el de la propia televisión pública, pasa por el riesgo.

Y ahí es donde queda todo el camino por recorrer. Y ahí está la causa de los malos resultados de la candidatura española en Eurovisión y, no menos importante, los bajos datos de audiencia que cosechan los programas previos. No se entiende que un festival con tanta potencia mediática no sea aprovechado con más visión por parte de TVE. Porque Televisión Española y Eurovisión es una vibrante, vanguardista e inseparable pareja por exprimir.

> 7 factores que TVE debe tener en cuenta para no hacer el ridículo en ‘Eurovisión’

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los tentáculos de Eurovisión en las redes sociales: una táctica calculada

Las debilidades y fortalezas de las canciones que se disputan el puesto

La gran mentira de TVE

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

Las trampas que realizan los concursos de TV

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Las 3 mentiras televisivas que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en viernes

Los tres errores de las cadenas en las redes sociales

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Anterior Next Post

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies