Monthly Archives

noviembre 2015

¿Por qué Rajoy no acude al debate a cuatro y sí al programa de María Teresa Campos?

No hay tiempo que perder, continúan las tácticas mediáticas de cara a las próximas elecciones generales. La televisión se convierte en el arma que los líderes políticos intentan aprovechar sobre seguro, especialmente Mariano Rajoy que evita aquellos formatos que puedan afectar negativamente a su imagen. Como consecuencia, ha rechazado participar en el debate a cuatro de Atresmedia, que emitirá simultáneamente Antena 3 y La Sexta. En su lugar, estará Soraya Sáenz de Santamaría, que se enfrentará a Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias. En cambio, Rajoy sí ha aceptado participar en solitario en el programa de Bertín Osborne (la próxima semana), en el magazine de María Teresa Campos (12 de diciembre) e incluso colabora comentando la Champions en Tiempo de Juego de Cope.

Con María Teresa Campos, curtida en política, recordará las canciones que marcaron su vida. Ese será el eje del encuentro, pues se trata de un formato nostálgico-musical, aunque fijo que Campos apretará más de alguna tuerca al presidente del Gobierno. Sin embargo, choca que Rajoy acuda a este tipo de formatos y, al mismo tiempo, rechace participar en programas de análisis político o en el debate a cuatro, ausencia impensable en las grandes democracias. ¿Qué ha podido llevar a los responsables de comunicación de Mariano Rajoy a seguir esta estrategia? Tres razones pueden tener la culpa:

1. Todos contra Rajoy

El presidente del Gobierno tiene la obligación de rendir cuentas. Sin embargo, ha brillado por su ausencia en el panorama mediático durante toda la legislatura. Un debate con sus tres principales contrincantes se iba a convertir en un “todos contra Rajoy”. Enviando a Sáenz de Santamaría se evita quemar más la imagen de un presidente frente al envite de unos contrincantes curtidos en la dialéctica televisiva. El Partido Popular opta, por tanto, por proteger a su candidato con un tradicional debate a dos, con una estructura conservadora y más controlable a través de bloques temáticos muy medidos. Una fórmula que, al final, se convierte en una contienda de monólogos. El encuentro será organizado por la Academia de Televisión, el próximo 14 de diciembre.

2. A la caza del indeciso

Tanto ¡Qué tiempo tan feliz! como En la tuya o en la mía cuentan con un grueso de público mayor de 55 años. Son programas con una audiencia que abarca un espectro interesante de votantes mayores. El programa de Bertín Osborne, además, es líder de los miércoles y alcanza mayores audiencias que muchos formatos políticos. Son espacios perfectos para intentar congeniar, a través de la simpatía y emoción ligera, con aquellos votantes que aún no han decidido su voto. Porque los indecisos son los que están en los programas de entretenimiento, no tanto en los programas especializados en política con unos espectadores fieles de ideologías más definidas.

3. El lado emocional.

Con María Teresa Campos, Rajoy recordará las canciones de su vida. Con Bertín Osborne, Rajoy repasará directamente su vida. En definitiva, Rajoy quiere ser Mariano y conectar con la emoción del espectador. Y lo pretende conseguir a través de programas que priman charlas de peso humano por encima del análisis a fondo de gestión, problemas y propuestas. ¿Terminará acudiendo el presidente del Gobierno a El Hormiguero? Es el plató de televisión que le falta para mostrar su lado más cercano en horario de máxima audiencia. O, al menos, intentarlo.

> La campaña electoral más televisiva. Los motivos

@borjateran

Y ADEMÁS…

Cuando los partidos políticos no entienden la esencia de TVE

Soraya Sáenz de Santamaría y la estrategia de bailar en El Hormiguero

Michelle Obama, primera dama y estrella de la TV

Claves del éxito del programa de Bertín Osborne

Pablo Iglesias gana la guerra de las audiencias a Albert Rivera en ‘El Hormiguero’

La campaña política sigue jugándose en prime time. Anoche Albert Rivera acudió a una edición especial de El Hormiguero, como ya hizo hace unas semanas su rival directo, Pablo Iglesias.

Antena 3 ha dado a los líderes políticos una ventana de promoción televisiva en la misma franja horaria y en el mismo día de la semana. ¿Quién cosechó mejor audiencia? Albert Rivera no ha podido robar el récord histórico de público que cosechó la visita del secretario general de Podemos al plató de Trancas y Barrancas.

Un 21,7 por ciento de share (3.823.000 telespectadores) siguieron el interrogatorio de Motos a Iglesias, mientras que la visita de Albert Rivera ha sido vista por un 17,1 por ciento de share (3.026.000 telespectadores).

Gana Iglesias este particular duelo de comparación de audiencias (en mismo día de la semana y en mismo tramo), aunque con un resultado ajustado. Si bien, es normal que el candidato de Ciudadanos sufra ya un cierto desgaste televisivo, pues en las últimos días ha estado casi omnipresente en todo tipo de programas. Incluso en espacios de entretenimiento como Qué tiempo tan feliz de María Teresa Campos.

Las elecciones están a la vuelta de la esquina y el personaje con más horas en la televisión cuenta con más posibilidades de fortalecer su candidatura. Y en eso Rivera, que ya ha repetido dos veces en El Hormiguero a diferencia de otros candidatos, es un maestro orador. Se nota que fue campeón de España de la Liga de Debate Universitario: sabe utilizar los atajos dialécticos para guardar el equilibrio y, así, llegar al máximo abanico de votantes desde la plataforma televisiva.

Esta noche, la campaña política continúa. Pedro Sánchez acudirá al programa de Bertín Osborne. Los candidatos no dan tregua. Las elecciones generales del próximo 20 de diciembre son imprevisibles. Nadie tiene tiempo (mediático) que perder.

> La campaña electoral más televisiva. Los motivos

@borjateran

Y ADEMÁS…

Soraya Sáenz de Santamaría y la estrategia de bailar en El Hormiguero

El Hormiguero, ¿el programa más creativo de la TV de España?

Cuando los partidos políticos no entienden la esencia de TVE

Michelle Obama, primera dama y estrella de la TV

 

Manual de instrucciones para un buen fan: 4 formas de acosar a un famoso que debes evitar

Saltó la polémica en El Hormiguero. Sucedió cuando Clara Lago y Dani Rovira hablaron de las situaciones comprometidas con determinados fans. “Salir a la calle juntos es un coñazo”, sentenciaron. Se malinterpretaron las palabras, especialmente las de Lago. Aunque la actriz tenía parte de razón. El tratamiento de las celebrities ha cambiando mucho. Siguen existiendo fans de verdad, de esos que admiran, quieren y cuidan la profesión de sus artistas predilectos. Pero hay otra especie de seguidores que, en busca de la ansiosa instantánea con el famoso de turno, le acechan hasta quebrantar su libertad e intimidad. Estos se creen con la potestad de hacer y deshacer sólo porque lo han visto por la tele. Aunque no sepan ni su nombre.

Y es que, cuidado, porque en la era de las redes sociales, los selfies y otros postureos estamos abordando al famoso con cuatro irrespetuosa prácticas cada vez más habituales, que no son necesarias. Los móviles se han convertido en una arma caza famosos, aunque no sepas ni de quién se trata.

1. Posado-robado

El famoso sufre el cazador de foto. Este espécimen acecha a su víctima, casi sin avisar, e intenta la instantánea de turno. Ni pregunta, ni saluda, ni da las gracias. Sólo quiere la foto, no es fan ni valora la trayectoria de la famosa víctima: simplemente quiere el trofeo. Los fans se han convertido en una especie de paparazzi. La exclusiva de fardar en las redes sociales.

2. ¿Tú eres el de la tele?

La televisión, en muchos casos, crea una fama volátil que hace que muchos espectadores vean a “los famosos” como una nebulosa de rostros intercambiables. “¿Tú eres el de la tele?” se vuelve entonces una pregunta comodín. Da igual que seas de Aída o de La que se avecina o que te hayan visto en un anuncio, la cosa es que una cara les suena porque la han visto en la tele. Y eso justifica el abordaje y la foto de marras. Lo de saberse el nombre y la trayectoria del famoso… es lo de menos.

3. Vídeos de cumpleaños

Todo el mundo cumple años. Todo el rato. Es la excusa perfecta para conseguir un mensaje hablado de la celebritie. “¿Me haces un vídeo para mi prima que es muy fan tuya?”, sueltan. Aunque, en muchos casos, ni existe la prima. Los actores y presentadores podrían pasarse horas, semanas e incluso meses grabándose felicitaciones a desconocidos. Por suerte, no lo hacen o no tendrían tiempo para trabajar en lo suyo.

4. Y si no te hace caso, te indignas y le criticas

Y si ven que no quieres hacerte el video o la foto de marras, hay otra estrategia para el postureo en las redes sociales. Quejarte de la supuesta antipatía del famoso. Incluso se le lanza fotos a discreción para demostrar que está frente a tus ojos. Y hasta se le ataca estiquetándole en las redes sociales. Nadie se pone en la posición del personaje popular. Se debe a su público, pero también el público debe deberse a sus artistas. Porque, si te hace ilusión acercarte a alguien que admiras se puede y hasta se debe. Porque esa ilusión se desprende y contagia al rostro conocido. El problema es cuando se pierden las forma y la educación en la era de la ansiedad de llevarte una medalla en formato fotografía.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las trampas que realizan los concursos de TV

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Las 3 mentiras televisivas que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en viernes

De Ellen DeGeneres a Buenafuente: la publicidad tradicional se reinventa en la TV (VÍDEOS)

Los tres errores de las cadenas en las redes sociales

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

‘Carlos, Rey Emperador’: crónica de un discreto resultado de audiencia

TVE ha paralizado anoche la emisión de Carlos, Rey Emperador. La última serie histórica de La 1 se ha despedido este lunes hasta nuevo aviso.Un adiós temporal que ha congregado a un discreto 11.5 por ciento de share con 1.925.000 espectador . Ahí está el problema de fondo: la ficción evidencia cada semana debilidades de audiencia, que repercuten en la media de La 1 de Televisión Española.

Así que la cadena pública ha decidido dar unas prematuras vacaciones de Navidad a la historia de Carlos de Habsburgo, que no ha conectado con el público con la misma fuerza de Isabel.

Era de prever, pues la vida del emperador no es tan reconocible como la existencia de sus abuelos los Reyes Católicos. Al contrario, es menos empática y más densa de explicar: con un gran arco de personajes y reinos en los que es fácil perderse. Y este parón de emisión propiciará que aún se puedan desenganchar más fieles, al enfriarse las tramas con el tiempo.

Y es que la vida de Isabel contenía los mimbres de una gran protagonista de culebrón, en el buen sentido de la palabra. El perfil del Rey Emperador cuenta con un envoltorio más bélico y menos romanticón. Y, al final, el éxito de las actuales ficciones históricas está en que abrazan un comercial equilibrio entre los amores de telenovela y la documentada realidad.

No todo lo que se ve es cierto, está recreado y dramatizado, pero sí que se plasman pasajes históricos casi al milímetro. Incluso reproduciendo poderosas frases literales de los protagonistas, que están recogidas en documentos de la época.

No obstante, esta vez, el épico Carlos de Habsburgo no ha logrado conquistar audímetros. Lo suyo eran otro tipo de territorios. A pesar de contar con una cuidada fotografía, decorados reales y un espectacular vestuario, la historia no ha contagiado con el gancho que necesita el prime time de la generación del culebrón romanticón.

> Cuando las series históricas influyen en los libros de texto de las escuelas

@borjateran

Y ADEMÁS…

Ana Diosdado y la televisión, el valor de retratar España con sus miedos y esperanzas

Así ha cambiado para siempre la ficción española

Las 5 dificultades que sufre el guionista de las series españolas

La asignatura pendiente de la ficción española

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

‘Vis a Vis’: los agujeros de guion de una serie consolidada 

Cristina Pedroche, irreconocible: su cambio de look más radical (VÍDEO)

Zapeando está de celebración por partida doble: la semana pasada ha cumplido dos años de existencia y esta misma tarde ha emitido su programa número 500.

Y, claro, un aniversario especial se merecía un golpe de guion especial. Así que los creadores del formato de La Sexta han reinventado por completo el look de su colaboradora estrella.

Cristina Pedroche se ha transformado en Mari Carmen, ‘La becaria’, con el cometido de preguntar a los ciudadanos qué opinan sobre la propia Pedroche. Encerrona al canto, vamos. Ni su padre reconoció a su famosa hija.

Ha sido el momento estelar del aniversario de un formato que arrancó para debatir sobre la tele. Lo hizo sin demasiado éxito, de hecho,parecía que iba a sufrir una cancelación inminente. Sin embargo, poco a poco, Zapeando se ha transformado en un producto asentado en la tarde de La Sexta, rejuveneciendo además la identidad de marca del canal verde.

El equipo del programa, producido por Globomedia, ha sabido dibujar y enriquecer la personalidad de sus colaboradores y del propio presentador, Frank Blanco con tramas trasversales, juegos y ciertos running gags. Algunas de esas tramas pueden acabar hasta con tatuajes en directo, como Blanco que este lunes se ha tatuado el logo del programa. Esperemos que sea un tattoo de usar y borrar.

El zaping televisivo ha mermado su importancia para dar paso a la comedia con entidad propia, que narra una historia casi de sitcom y que no temer reírse incluso de sí misma. Falta nos hace. Más aún en esa franja horaria.

> Cristina Pedroche: sus cualidades televisivas

Y ADEMÁS…

Cuidado con Cristina Pedroche: ¿mujer florero o show-woman?

Efecto Pedroche: ¿qué pasaría si TVE emitiera hoy la mítica actuación de Sabrina?

La Sexta: así ha construido su modelo de negocio

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies