La crisis de credibilidad de los audímetros: el espectador está cambiando sus hábitos de consumo

El sistema de análisis de los datos de medición de audiencias está cambiando para siempre. Y FOX ha sido la primera gran compañía televisiva en mover ficha y negarse a dar los datos de audiencia del día anterior.

A excepción de grandes acontecimientos en directo, como competiciones deportivas o entregas de premios, FOX esperará a contar también con los datos de los consumos de sus producciones en diferido. Una estrategia que ya es habitual en las plataformas de pago, pero pionera en la televisión en abierto.

El problema de esta decisión: los medios de comunicación y las propias cadenas se han acostumbrado a dictaminar el éxito o fracaso de las series y los programas con el dato instantáneo del día siguiente. Sin embargo, los hábitos del espectador están cambiando. Porque los consumos de la pequeña pantalla ya han dado paso a la multipantalla. La audiencia se va diversificando. Existe un reseñable volumen de tele-videntes que ya son tablet-videntes.

Cada vez más, los espectadores ven “a la carta” sus espacios favoritos. Incluso, en el caso español, el retraso del comienzo del prime time fomenta que determinadas personas esperen a disfrutar del estreno del capítulo o programa días después en las plataformas online creadas por las cadenas. Esperan, pues no pueden conciliar horarios.

Este universo interactivo ya es una realidad y debe ser tenido en cuenta a la hora de analizar las audiencias desde una perspectiva global. Los capítulos de El Ministerio del Tiempo, por ejemplo, cuentan con casi 500.000 visionados en su segunda vida en la red.

Pero esos visionados  -que pueden ser individuales, en pareja o en grupo- no entran en el rimbombante cómputo del titular de audiencias del día después, que se queda en el frío dato de cuota de pantalla de cuando sólo existía la televisión tradicional. De esta forma, se desvirtúa la relevancia real del episodio de turno. De hecho, ya hay series que se consumen más en VOD que en lineal, como Juego de Tronos (en el nicho del éxito para una inmensa minoría).

La televisión está transformándose para siempre, pero más rápido lo está haciendo su propio público. Los tradicionales sistemas de medición son tan claves como los denominadas ‘audiencias +1′, que ya estudian las principales empresas del sector, como Kantar Media en España.

Comienza el fin de la dictadura de la cuota de pantalla tradicional. Arranca la era de la TV Conectada, con contenidos a la carta, bajo demanda, formatos interactivos y espacios multisoporte, donde los encorsetados titulares de las audiencias, tal y como los conocemos, se están quedando atrás. El análisis se debe realizar en contextos más amplios.

@borjateran

Y ADEMÁS…

¿La audiencia de la TV se puede medir a través de Twitter?

Netflix: la hoja de ruta que debe seguir para triunfar más allá del postureo

Los tres errores de las cadenas en las redes sociales

Las trampas que realizan los concursos de TV

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Las 3 mentiras televisivas que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en viernes

De Ellen DeGeneres a Buenafuente: la publicidad tradicional se reinventa en la TV (VÍDEOS)

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Anterior Next Post

No Comments

  • Reply Oscar 28/11/2015 at 11:29

    Bueno, en RTVE, internamente, ya se publican desde hace meses los datos de audiencia el día después, y a los 3 o 4 días, los datos en diferido, así que si RTVE los tiene, los tienen todas las teles de España (es la misma empresa, la que se encarga).

  • Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies