El polémico tuit del Telediario de TVE: ¿manipulación o error?

¿Manipulación o error? Sin entrecomillados, sin atribuir la declaración a nadie, como si fuera una verdad absoluta: <<El PP pide unidad frente al terrorismo yihadista, amenaza que exige un gobierno con experiencia como el de Rajoy>>, ha sentenciado la cuenta oficial del Telediario de TVE.

De nuevo, un error de manual que no se puede permitir Televisión Española. Como en la emisión catódica tradicional, la noticia que se comparte en Twitter debe estar escrupulosamente contextualizada. No es el caso de este tuit que, lanzado desde el perfil de los Telediarios, pasa la línea roja de confundir opinión con información.  ¿Quién dijo “amenaza que exige un gobierno con experiencia como el de Rajoy”? ¿Acaso es una argumentación oficial de la dirección de TVE?

En busca de ahorrar caracteres, tal vez se han extraviado las comillas por el camino. Pero es un fallo inadmisible para una cadena pública. Otra límite ético cruzado, que entronca de lleno con la susceptibilidad fomentada en la audiencia, que ha perdido esa confianza que tanto costó ganar a TVE.

Porque la credibilidad cuesta años alcanzarse y sólo basta unos minutos para perderse. Y, en los últimos 3 años, TVE ha vuelto a convertirse en una televisión que fomenta una imagen de ser de partido. Incluso es vista con preocupación desde el ámbito internacional. Tuits como este no ayudan, tampoco contratar periodistas externos por supuestos méritos ideológicos y relegar a la plantilla con independencia y perspectiva.

Por eso mismo, la audiencia de TVE ha descendido tanto en los últimos años: el público ya ha conocido unos informativos públicos plurales y no se conforman con las cocinas propagandísticas de antaño. Sin embargo, el derrumbe de la credibilidad no ha sido la única clave de la crisis de los Telediarios. También ha sufrido cambios otro de los pilares del éxito de los TD de la época de Fran Llorente: la forma de ordenar, presentar y explicar los contenidos. Y es que los responsables de TVE ha retomado métodos de contar la actualidad de hace veinte años. Pero ni la televisión, ni los espectadores funcionan como hace veinte años.

TVE ha resucitado un viejo y desfasado estilo a la hora de narrar las informaciones: se disminuye una cercana perspectiva social para dar paso a una voz institucional. Periodismo de ruedas de prensa por encima del periodismo que está en la calle, es consciente de su tiempo y crece al mismo ritmo que las narrativas audiovisuales.

Una TVE en la que se están reproduciendo errores que ya propiciaron la invisibilidad de una autonómica líder en la que sí se sentían reflejados los madrileños: Telemadrid, la televisión pública que enterró su esencia para ser un atrincherado altavoz gris desconectado de su sociedad.

A FONDO > La gran mentira de TVE

@borjateran

> MÁS ANÁLISIS SOBRE TVE

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

TVE: de ser la gran factoría de TV en España, a quedarse sin platós

Cuando los partidos políticos no entienden la esencia de TVE

Fran Llorente, el hombre que cambió los Telediarios de TVE

¿Cómo debe ser la televisión pública que nos merecemos?

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

El problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

4 programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

Anterior Next Post

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies