Monthly Archives

junio 2015

Así imitaba Lina Morgan a Marujita Diaz

Lina Morgan también imitó a Marujita Diaz. Lo hizo con ese grado de corrosión con el que siempre se conecta con el público a la primera. Incluso soltó uno de los habituales ‘chimpún’ de los de la folclórica.

Sucedió en un capítulo del adictivo Hostal Royal Manzanares, adictivo porque es ponerte a ver fragmentos de la serie y no poder parar. Como también adictivo fue este peculiar momento de MaruMorgan, un instante para la telehistoria:


 

Porque el éxito de Morgan se basó en muchas circunstancias, aunque había una especialmente importante: sabía crear el guiño que congeniaba con la complicidad más espontanea de la audiencia.

ANÁLISIS A FONDO > Lina Morgan, la última gran cómica

Lo que esconde el canal ‘Non Stop People’

El Madrid más cosmopolita empezó a brillar cuando se inauguró el Edificio Grassy, en el número 1 de Gran Vía. Era 1917 y la construcción del inmueble no fue fácil. En plena Guerra Mundial, los materiales para dar forma a su estructura escaseaban. Como casi todo. Pero la finca se levantó hasta convertirse en un símbolo de la relojería y, más recientemente, incluso de algún que otro restaurante con transformistas, habitual de despedidas de soltera.

Casi un siglo después de su construcción y ya sin drag queens en el vecindario, el Grassy sigue abriendo la Gran Vía con un carisma indiscutible y hasta algo rococó. Pero, ahora, además, esconde una factoría televisiva en plena ebullición. Y es que, su segunda planta, acoge NonStopPeople, el nuevo canal de Movistar (pronto estará en más plataformas de pago) hecho por y para gente joven.

De la mano de José Manuel Lorenzo (que fue director de una de las etapas más doradas de Canal Plus España y luego cantó Hoy no me puedo levantar -produjo el musical, vamos-) y con la dirección de Antonio San José (que ya montó CNN+ y luego dio varios años ‘El Gordo’ -fue el jefazo de comunicación de Loterías y Apuestas del Estado-), NonStopPeople es una nueva ventana a las tendencias y la actualidad. Lo hace a través del enfoque de los periodistas y comunicadores más jóvenes (y telegénicos) del lugar. Este proyecto, por tanto, es un atrevimiento en un tiempo en el que la televisión abandonó a los jóvenes. Y ya por eso el canal merece la pena.

nonstoppeoplepresentadores

Ayer tuve la oportunidad de ir, en calidad de infiltrado-invitado, a uno de sus programas. Pasé por TheHub, presentado por Javi Torres y Mawi Durán (atención a estos dos, apuntan bastantes maneras). Y la cadena me sorprendió. Mucho. Para bien. Sobre todo las instalaciones de la emisora, que han sabido montar en un lugar emblemático una televisión pretendidamente cosmopolita, como tan bien saben hacer los norteamericanos, maximizando recursos y, de paso, creando iconos en el espectador (que tanto analizamos nosotros). Esos iconos que hacen marca, que crean identidad. Un lugar que, además, favorece el trabajo en equipo. Así lo evidencia la colocación de la redacción. Sin escritorios individuales separados, los periodistas trabajan en una gran y larga mesa compartida por todo el equipo.

Un equipo que, nada más entrar por la puerta, contagia ilusión. Y ahí está el valor añadido del canal: que logre transmitir esa ilusión del periodismo de base sin miedo a las imperfecciones, a las inseguridades e incluso a ser realmente jóvenes. Con todo lo que eso conlleva (pero eso ya lo analizaremos a nivel televisivo más adelante en lainformacion.com, que es donde toca). De momento, NonStopPeople está rodando durante el verano. Y ya promete ser una cantera de rostros. Triunfarán aquellos que jueguen a su personalidad propia y no caigan en la habitual trampa de imitar a ser presentador de informativos de los noventa. Porque ellos ya no son la televisión de los noventa. Son el futuro que ya es presente, un tiempo en donde la narrativa audiovisual ha cambiado mucho pero donde el trasfondo sigue intacto: contar historias con mirada propia.

‘Sospechosos habituales’, despedida y cierre

Las temporadas no sólo terminan en las series, también acaban en esto del periodismo. Y, en este sábado, cerramos una etapa radiofónica que ha durado tres años.

Se acaba ‘Sospechosos Habituales’, el programa que vivió la tele desde la radio. Hector Alabadí, director del espacio durante toda su existencia (¡una década!), ha decidido que era el momento del fin. Es el momento de otros retos.

Y, por fin, tendré libre los sábados. Porque ‘Sospechosos’ supuso quedarme sin el único día que tenía libre a la semana. No me importó, al contrario: me dio igual, porque ha sido una oportunidad de aprender más y mejor los engranajes de la comunicación radiofónica.

Porque en ‘Sospechosos’ hemos experimentado, nos hemos dejado llevar y, sobre todo, hemos jugado sin red. Hemos podido ser nosotros mismos. Incluso, a veces, ser demasiado nosotros mismos.

En ocasiones, he denominado a las tres etapas que me ha tocado vivir dentro de ‘Sospechosos Habituales’ como “radio underground”. Tal vez porque no hemos tenido miedo a probar (y equivocarnos), no hemos tenido miedo a la imperfección, no hemos tenido miedo a mojarnos, no hemos tenido miedo a ser (una vez más) nosotros mismos, creyendo en esa traviesa imaginación que nos enseñó aquella tele y radio con la que crecimos en las décadas de los ochenta y noventa.

Ha sido en definitiva un aprendizaje más. Pero un aprendizaje intenso, que hemos disfrutado (mucho y de verdad) y que nos ha permitido saciar parte de nuestra curiosidad cada semana. Y hemos sido unos privilegiados porque hemos podido hablar (e ir un poco más allá de la entrevista solventemente promocional) con rostros imprescindibles de la historia de nuestra televisión, de delante y detrás de las cámaras, de Mayra Gomez Kemp a José Coronado, de Tito Valverde a Jorge Javier Vázquez.

Gracias a Héctor por confiar en mis locuras. Gracias a Giuseppe Di Bella por compartir aventura. Gracias a Guille por realizar el control con tanta rapidez de reflejos. Y gracias a esa familia de compañeros y oyentes fieles que conectaron con nuestra forma de entender la radio.

 > puedes escuchar todos los programas aquí

Los cameos manipulados de Ellen DeGeneres, la televisión brillante (VÍDEO)

Ellen DeGeneres no sólo es una gran cómica, es sobre todo la gran cómplice de la audiencia de la televisión norteamericana.

Ese es el secreto. Esa complicidad que desprenden los buenos amigos, que con sólo una mirada entiendes su guiño, su comentario, su travesura, su mordacidad. Eso lo tiene Ellen. Y eso nunca deja de sorprenderme. Su programa es lo más naif y, al mismo tiempo, lo más chispeante.

ellen-degeneres-cameos

Continue Reading

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies