Pestañas Asesinas, el librojuego de Fidel Lorite

“Fidel Lorite was born on March 30, 1978 in Granada, Andalucía, Spain as Fidel Martínez Lorite. He is a writer and director, known for Mrs. Carrington (2009), Pestañas Asesinas (2008) and Dulces Pesadillas (2015)”. Esto es lo que dice de Fidel Lorite la IMDB, esa enciclopedia del mundo audiovisual que rastrea todas las trayectorias profesionales con una precisión perturbadora.

Pero de lo que aún no es capaz de narrar la IMDB es la mirada propia. Esa mirada propia que no todo el mundo contagia y que Lorite transmite en sus trabajos con una personalidad e intuición especial, que aprende de la mejor historia del cine y la televisión y que, al mismo tiempo, experimenta con las nuevas plataformas de la comunicación.

Porque en los tiempos que vivimos el talento en efervescencia se encuentra en las redes, con Youtube a la cabeza. Estas redes que permiten explorar en la creatividad sin cortapisas y que, además, sirven de plataforma para recuperar los universos analógicos con los que crecimos. Como los librojuegos, porque lo “transmedia” no es nuevo. La imaginación también se puede tocar en papel.

Y eso hace ahora Fidel Lorite, que tras dirigir videoclips y dirigir sus Dulces Pesadillas con Kika Lorace, ha editado un librojuego, Pestañas Asesinas, basado en el corto que dirigió él mismo. Está editado por Libros de Autoengaño y cuenta con una portada ilustrada por David Kohlver y con lettering de Efe Suárez.

pestanas-asesinas

Sale a la venta este próximo lunes 7 de noviembre. Antes Fidel se pasó por nuestro programa de radio, Historias de la tele, y hablamos de nuestras cosas. También, al final, de Pestañas Asesinas. Aunque poco, vale.

Luis Prima y Keely Smith, la música se interpreta

Decía Chicho Ibáñez Serrador que siempre intentaba incorporar en sus programas píldoras que despertaran la curiosidad del espectador. Lo hacía constantemente, ya fuera en Un, dos, tres, Waku waku o Hablemos de sexo.

El frenesí de la televisión actual no permite siempre  indagar en esa curiosidad del espectador desde los programas de entretenimiento, que se quedan en reproducir mismas dinámicas. Muchas veces cayendo en el prejuicio de lo que se cree que funciona y lo que no, como si la televisión fuera una ciencia exacta.

Tu cara me suena es un formato que desmonta todos estos clichés de la tele a través de su viaje por iconos de la música. Iconos conocidos, y menos conocidos. Como Louis Prima. Su Just a Gigoló está en el imaginario colectivo, pero anoche, imitado por Juan Muñoz, muchos jóvenes y jóvenas descubrieron a este personaje que, con su banda, sabía crear una enérgica puesta en escena en cada una de sus actuaciones. Sin nada más que su disfrute en escena.

Prima era de esa saga de artistas del jazz que no sólo cantaban, también interpretaban al son de su música. Y él lo conseguía junto al magnetismo de su por entonces mujer, Keely Smith. Porque la música que pervive también se canta con cada gesto.

Louis Prima murió de un tumor cerebral en 1978. Keely Smith, que ahora tiene 88 años, siempre mantuvo su personalidad. Y su peinado. Así son los buenos iconos de la música: están por encima de cánones, clichés y son coherentes consigo mismos hasta las últimas consecuencias.

‘Top of the pops’, The Pretenders, Esther Arroyo y la TV que te hace levantarte del sofá

Tu cara me suena es un viaje, desde la televisión de hoy, a la evolución de las narrativas del entretenimiento televisivo, pues Tu cara me suena sabe recoger la esencia de esas icónicas actuaciones que reproduce.

Esta semana, sin ir más lejos, hemos visto a Esther Arroyo metiéndose en la Chrissie Hynde de The Pretenders. Y Arroyo, al ritmo de Don´t Get Me Wrong, nos ha llevado al ochentero plató de Top of the Pops, el longevo y más mítico programa musical de la BBC, que en España inspiró a formatos como Tocata e incluso Música sí.

Los ochenta eran tiempos de decorados sencillos que sólo necesitaban mucho neón, mucho humo y, lo más importante, focos, focos y más focos: el techo de los platós se incorporaba con inteligencia a la escenografía. La iluminación analógica era la gran protagonista, junto a la gente que abarrotaba el estudio para dar dinamismo a la profundidad de plano y, sobre todo, impregnar el show de esa esencia de discoteca de una época.

Una época en la que la realización televisiva bailaba al compás de la música de forma literal. Viva el corte rotundo, directo y milimetrado. Viva las actuaciones que cuentan una historia a través de la coreografía de cámaras, luces y miradas. Porque no sólo es importante mostrar una historia, también es crucial transmitir sensaciones a la hora de retratar esa historia.

Top of the Pops te hacía levantarte del sofá:

Alizee, el éxito efímero y el realizador atacado

¿Alguien recuerda Alizee? Esa jovencita francesa que alcanzó la popularidad sintiéndose literalmente una lolita. Calentó al personal por las televisiones europeas y extrarradios con su sensual candidez de falda corta. Y, después, continuó su carrera con J’en Ai Marre (no confundir con “Ay, madre”). La disquetera o discográfica dio en la diana con la puesta en escena. Una coreografía incontrolable para ella y para el espectador…

Las teles aprovecharon, de nuevo, el show de la sugerente Alizee. Pero especialmente este programa francés del que recuperamos su actuación. Abrimos ya desde falsodirecto.com el club de fans de el realizador de este formato por su capacidad de bailar con la música en cada fugaz plano. Cámaras pinchadas con el tiempo exacto. A corte. Sin miedo a la velocidad. Al ritmo. Al compás. Al sonido del público (incluso a los silbidos). Trasmitiendo la fuerza del tema y con Alizee sabiendo mirar a una cámara de referencia. Tele que te deja pegado. Levantando a los franceses del sofá. Y a mi mismo.

Alizee-actuacion

El primer videoclip de la historia: Nancy Sinatra, ¡scopitone!

No está muy claro cuál fue el primer videoclip. Desde que existen las imágenes, la música se ha complementado como un guante a los encuadres, a los movimientos de cámara, al zoom. Primero como un arte, después como una creativa manera de promoción. Así nació el videoclip, género que ha traspasado la pantalla hasta viralizarse en Internet. Casi siempre vivo, casi siempre imaginativo, casi siempre contando una historia. Porque los mejores videoclips son los que narran. Son los que crean sensaciones. Son los que arriesgan. Son los que creen en la música, la realización y la puesta en escena que no entiende de fronteras, que crece en el lenguaje universal.

‘La Soga’ de Alfred Hitchcock: el poder de los decorados analógicos

Si hay una escenografía que me ha impactado desde niño es la de La Soga, donde Alfred Hitchcock propone el reto de rodar el filme en un plano secuencia. Pero, claro, el metraje no daba para tanto (sólo unos 10 minutos), así que, en realidad, el director planificó ocho planos “pegados”, con siete cortes, que se intentaban integrar en la coreografía de los actores, para no entorpecer la continuidad narrativa.

LA SOGA

La esencia del teatro llevada al cine con una brillantez visual, jugando con el ritmo interno del plano. Un plano secuencia magistral pero difícil en la época, pues la cámara debía realizar un recorrido tan sigiloso como complejo. Y la cámara, Technicolor, era pesada y grande. De hecho, incluso había que mover los decorados “en directo” para posibilitar la grabación. Lo hacían mediante ruedas tiradas de poleas. Con mucha vaselina, eso sí, para que no se hiciera ruido.

rope-set

No había posibilidad de error por parte de los actores, pero tampoco de los técnicos. Todos tenían cada paso minuciosamente coreografiado y marcado. Como la propia cámara. Como los propios decorados.

plano la soga

Porque en La Soga Hitchcock se ató a una poderosa interpretación de los actores, una planificación de movimientos de cámara perfecta y, además, un decorado espectacular  y crucial para transmitir el paso de las horas y dotar a la historia de más fuerza.

Así que Alfred Hitchcocok mandó construir uno de los cicloramas más interesantes de la historia del cine. Un fondo que emulaba casi 35 kilómetros del Nueva York de la época y que enriquecía la sugestión del espectador.

set la soga

Porque ese skyline era un envoltorio perfecto como aliado de la trama. Tanto en el gran ventanal con la vertiginosa ciudad al fondo, como las ventanas, más pequeñas, de la derecha del salón: con unos imponentes neones, supuestamente de un cartel publicitario de la azotea del edificio, que iban amplificando la tensión de la trama, en cada brusco y constante encendido y apagado.

la soga fondo

El ciclorama estaba iluminado por 8.000 bombillas incandescentes, 200 tubos de neón e incluso tenía un sistema para desprender humo de determinadas chimeneas. También se realizaron unas nubes de fibra de vidrio, que se iban cambiando a lo largo del paso del día, para contagiar más veracidad. Realismo de cartón-piedra que daba el pego mejor que muchos efectos digitales. Era el cine que creaba maquetas que transmitían una mágica verdad.

Por cierto, Alfred Hitchcock se reservaba su tradicional cameo también en esa silueta neoyorquina. Esta vez, en forma de neón en una azotea. ¿Lo encuentras?

Hitchcock-cameo- Rope- 1949-3- Neon

 

> Las maquetas de ‘El Coloso en Llamas’ (que ardieron de verdad)

Eurodrama: las influencias de Chikilicuatre en los ensayos de Barei en Eurovisión

Eurodrama. Ya está aquí Eurovisión 2016. La gran competición entre las televisiones públicas europeas (y algunos países del extrarradio) es uno de los más importantes acontecimientos musicales, mediáticos y también virales, pues el eurofestival ha entendido la esencia de las redes sociales, abriendo los ensayos a los eurofans. De esta forma, el programa se convierte en una especie de reality para los propios artistas que ven como son examinados por su público durante cada pase previo de su número.

El efecto sorpresa no es tan importante como ver las tripas del festival. Así Eurovisión logra su objetivo de que se comenten intríngulis, se genere debate y, sobre todo, se amplifique la expectación por la gran gala final del sábado 14.

Y Barei ya está sufriendo esta particular contraindicación de este gigante talent show internacional. Los espectadores pueden ver a través de Internet los primeros ensayos, especialmente gracias a las propias grabaciones de eurofans acreditados en el pabellón y, como consecuencia, opinan. De hecho, opinan mucho.

Los vídeos del segundo ensayo de Barei, celebrado este domingo, nos han remitido a otro clásico de España en Eurovisión: al mismísimo (y recordado) Rodolfo Chililicuatre. ¿Por qué? Lo diseccionamos a continuación.

1. En estos ensayos previos, las coristas del Say Yay!, que así se llama el tema, guardan la espalda de Barei con coreografía incluida. Unos pasos de baile muy al estilo del ‘robocop’. Y ya se sabe que el robocop fue una de las reivindicaciones de Chikilicuatre en su propuesta eurovisiva.

coristas robocop

2. Además, en el segundo ensayo, Barei ha acudido con un peinado con una cierta reminiscencia al tupé de Chikilicuatre. Rodolfo fue un adelantado a su tiempo, está claro.

barei y chikilicuatre

3. Y, sobre todo, Barei propone una caída en plena actuación, como giro dramático sorpresa. Se cae, para luego levantarse. Será una metáfora de la letra en inglés pero inevitablemente recuerda a otro tropezón clásico, que también fue el gran momento del ‘Chiki Chiki‘ : el trompazo de Silvia Abril como bailarina oficial de Rodolfo. Inolvidable y desternillante instante para la historia de la televisión.

-Caída Barei

barei caida

– Caída Silvia Abril

caida silvia abril

La única diferencia es que la caída de Silvia Abril era pura comedia. España se reía de Eurovisión y de sí misma, sin complejos y con sano sentido del humor. Con Barei el traspiés pretende llamar la atención del público europeo, como seña de identidad para que el espectador europeo recuerde la actuación a la hora del televoto. ¿Lo conseguirá? ¿O parecerá que tenemos mala pata? Lo que está claro es que Barei cuenta con una excelente calidad vocal y ese es su valor añadido para triunfar en Eurovisión 2016.


> CHIKILICUATRE: LOS MOTIVOS QUE DEMUESTRAN QUE HA SIDO LA MEJOR PROPUESTA DE ESPAÑA EN EUROVISIÓN

Así son los nuevos pictogramas que identifican los programas de La Sexta

La Sexta ha estrenado logotipo e identidad visual. Pero no se ha quedado sólo en evolucionar su característico seis hexagonal, también ha incorporado unos pictogramas propios a sus programas. Así se otorga una mayor entidad de La Marca Sexta en todos los productos de la emisora. Así el espectador identifica mejor los productos de La Sexta y su particular sello. No son productos estancos, cuentan con un ADN unitario: La Marca Sexta:

laSexta_Pictogramas

> Así es la nueva marca de La Sexta: más periodística, más hipster, pero sin perder su esencia

Así ha desvelado La Sexta la exclusiva con la que nos ha mantenido en vilo

La Sexta llevaba días promocionando una exclusiva “que nos afectará a todos” y a las 8 de la tarde, en La Sexta Noticias, la cadena ha sacado a la luz ‘Los Papeles de Panamá’, que constituye la mayor cooperación internacional de periodistas de la historia, bajo el amparo del Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ), y liderados por el Süddeutsche Zeitung.

Más de once millones de documentos que exponen los negocios offshore de 12 líderes mundiales y dan detalles sobre los negocios financieros secretos de 128 políticos y cargos públicos alrededor del mundo. Pilar de Borbón, Pedro y Agustín Almodóvar o Messi también aparecen en los papeles.

BBC, Le Monde, The Guardian, Univisión, Fusion – ABC (EEUU), La Nación, ABC-TV Sidney, NDR, Miami Herald, Expresso, L’Hebdo, Le Soir y El Universo son algunos medios que participan en esta exclusiva global.

Y en España la televisión que se ha apuntado el tanto es La Sexta, que sigue impulsado su imagen como referente de información. No sólo en temas nacionales, también a nivel internacional.

De hecho, la cadena verde ha sabido crear un acontecimiento para dar a conocer Los Papeles de Panamá y ha apostado por un informativo especial, incluso con bases musicales propias.

Es decir, no se ha quedado en la emisión de una edición al uso de La Sexta Noticias. El canal ha convertido su ‘telediario’ en un formato temático con sintonías y contenidos propios.

Las presentaciones de las informaciones, la entrevista al periodista encargado del canal en la investigación, las piezas con las que se desgrana la investigación… Todo recalcado con una banda sonora constante que transforma la crónica periodística tradicional en un documental más épico.

Así se construye la percepción de un acontecimiento en televisión. Una fórmula que no es incompatible con el periodismo. Desde una cadena privada, es una buena aliada para favorecer la digestión del contenido a través de los engranajes que acostumbran las actuales narrativas audiovisuales. Aunque siempre guardando el equilibrio, pues puede caer en el error de abusar de las músicas apoteósicas y desvirtuar el fondo informativo real, cayendo en la espectacularización. 

Las circunstancias del lanzamiento de esta exclusiva internacional hacen, además, que Los Papeles de Panamá se descubran en la misma noche que La Sexta emite la esperada entrevista de Jordi Évole a Mariano Rajoy, lo que dispara más aún las expectativas de audiencia de la edición de Salvados desde la Moncloa.

> Los 7 aciertos de la línea editorial de La Sexta

@borjateran

+ SOBRE LA SEXTA

> Las lecciones aprendidas de los 10 años de La Sexta

> Lo que tienen que aprender las facultades de Comunicación de Salvados

Los 7 parecidos entre ‘Sálvame’ y ‘La Sexta Noche’

La otra regeneración: 7 factores que agitarán la televisión en 2016

5 lecciones que un futuro periodista debe aprender de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias

Belén Esteban: la historia interminable

Ha vuelto a suceder. Un 22.9 por ciento de cuota de pantalla y 2.583.000 espectadores han otorgado el firme liderazgo a las historias de Belén Esteban en Sálvame. El programa de Telecinco sigue viendo como se dispara su audiencia con este particular fenómeno que lleva dos décadas como un rentable éxito televisivo sin fin aparente.

Ahora, el culebrón de la realidad vital de Belén Esteban ha sufrido el giro dramático que necesitaba: el enfrentamiento con su propio y popular representante, Toño Sanchís, que supuestamente ha estado “robando”, en los últimos años, grandes cantidades de dinero que pertenecían a la Esteban. Otro vuelco perfecto para seguir alimentando la historia de la ex del torero. Ni Falcon Crest, oye.

El magnetismo de la Esteban es evidente. Este viernes, la artista del cotilleo no requería ni preguntas de Jorge Javier Vázquez. Tenía claro lo que tenía que contar para rebatir a su ex representante y soltaba su discurso con un control absoluto del plató. Porque Esteban ha inaugurado una nueva profesión: la folclórica del cotilleo nacional.

Pero su fervor popular no es sólo mérito de la Esteban. Sálvame sabe potenciar cada una de sus apariciones como en el buen culebrón. No sólo impulsan con cebos constantes la expectación por cada una de sus comparecencias, también logran aderezar su presencia como si de una ruidosa telenovela se tratara. Con constantes músicas de fondo que disparan la tensión emocional del espectador, que recalcan el discurso de Belén Esteban.

Una banda sonora a medio camino entre la película de terror y los instantes más lacrimógenos de Heidi. Además, marcando los momentos de más intensidad de la entrevista-monólogo con unos ‘chán, chán‘ que dan ese plus de tensión extra a las declaraciones más rimbombantes.

Y queda culebrón para rato. Porque ahora en Sálvame podrán traer al antagonista (el representate, Toño) e incluso cocinar el enfrentamiento entre los dos. Lo que será una bomba muy rentable para todos. En definitiva, la historia interminable.

Y ADEMÁS…

Belén Esteban: claves del fenómeno televisivo más extraño

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Telecinco: los trucos de su modelo de éxito

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

Las trampas de los concursos